Dentro de tres días viajar en tren va a costarnos más caro. Renfe sube sus tarifas de largo recorrido una media de un 4%. Traducido a cifras concretas, la decisión adoptada ayer por la compañía estatal significa que el precio del trayecto en AVE Zaragoza-Madrid pasará a costar 42,7 euros (ahora cuesta 39,6).

Desplazarse a la capital española desde Huesca también saldrá más caro: de los 48 euros actuales se pasará a los 51 euros a partir del lunes, día 15.
Respecto al trayecto de Zaragoza a Lleida, el coste será de 21,3 euros (ahora es de 19,8 euros).

La subida de precios de los billetes también afectará a las comisiones por su expedición, que se incrementarán un 2,5%, si se compran por Internet, y un 3,5%, si se adquieren en la taquilla de la estación.

La decisión adoptada ayer por Renfe se justificó  por la subida del coste de la energía, por la implantación de nuevas infraestructuras y por las amortizaciones.

Renfe ha incrementado más los precios en la línea AVE que atraviesa Aragón que en la que va de Madrid hasta Sevilla. Pero asegura que el coste de explotación por kilómetro para la compañía sigue siendo mayor en la línea del sur.