Un nuevo y esperado
El norteamericano actúa hoy en Valencia.
Es un clásico entre los clásicos del power pop. Se prodiga poco, pero es un incansable de los escenarios. Neoyorquino de nacimiento, rockero de vocación y español de acogida, Paul Collins es capaz de rehacerse a sí mismo sin perder un ápice de su estilo.

Eso es lo que ofrece su nuevo y esperado disco, Flying High, grabado en compañía de una banda de músicos españoles con la que está de gira y con la que actúa mañana en Valencia.

Este puñado de temas suponen un paso adelante en una carrera indiscutible. Son un nuevo ejemplo de cómo fundir pop y rock sin caer en lo obvio.

Y esta vez, con más calidez, serenidad y hasta alegría. Sus seguidores tendrán ocasión de disfrutar también de temas clásicos que forman parte de su repertorio básico y atemporal.

* Black Note. Calle Polo y Peyrolón, número 15. Mañana, a las 22.30 h. Las entradas cuestan de 12 a 15 euros.