El concejal socialista, Mauricio Ruiz, criticó ayer durante la reunión de la Gerencia de Urbanismo que, a día de hoy, haya apilados unos 12.700 expedientes de quejas sin revisar en la Oficina de Disciplina Urbanística.

Según los datos aportados por el edil, «durante nuestro gobierno, los primeros seis meses de 2003, contabilizamos 13.000 expedientes de quejas que no habían sido atendidas».

Si la cifra de expedientes resueltos por dicha oficina ya era bajo, ésta ha ido disminuyendo considerablemente en los últimos años. Según los datos socialistas, en 2003 se revisaron 126 expedientes; en 2004 bajaron a 99; en 2005 a 69, y el pasado año sólo se revisaron 59.

Esto supone «un tercio delos que se revisaron durante la pasada legislatura», finalizó el propio Ruiz.

Por su parte, el concejal de Urbanismo, José Manuel Figueroa, no negó las acusaciones y dijo que el personal de la Gerencia lleva «dos años ocupado en el PXOM».

Las quejas van desde demandas de reposición de mobiliario urbano hasta denuncias entre vecinos.