El gerente de la empresa de publicidad Artenosa, Miguel G.G., imputado en la 'Operación Pokémon', ha pasado ya a disposición judicial tras hacer sido acusado de amenazar a la jueza que realiza la instrucción de esta investigación judicial, Pilar de Lara.

Tras su detención ayer, a las 13.00 horas de este viernes ha salido de comisaría para ofrecer su versión sobre los hechos ocurridos en la madrugada del miércoles.

Hasta el momento, el hombre siempre ha sostenido que "es mentira" que amenazara e increpase a la jueza Pilar de Lara en un restaurante lucense. De hecho, ha explicado que él la ha denunciado a ella por amenazarlo en el local.

"Ella me amenazó y posteriormente ella misma llamó a la Policía, mientras yo tenía un ataque de ansiedad", ha relatado a Europa Press, y también ha precisado que tuvo que ser su madre la que se encargase de la denuncia mientras él iba al hospital.

Otra versión

Sin embargo, otras fuentes consultadas por Europa Press, han explicado que fue este imputado en la 'Pokémon' quien supuestamente increpó y amenazó a Pilar de Lara y sus acompañantes, alegando que le había arruinado la vida. Ante las amenazas e insultos, fue requerida la Policía, que desplazó agentes al lugar y abrió una investigación.

Esta secuencia de los hechos ha sido negada por el gerente de Artenosa, empresa adjudicataria hasta el pasado mes de mayo de la concesión de la publicidad en los autobuses urbanos.

Consulta aquí más noticias de Lugo.