Un estudio alemán avisa de que la UE ha de estar "preparada" para una Cataluña independiente

  • El texto del politólogo Kai-Olaf Lang cita a las empresas alemanas en Cataluña.
  • El experto cree que la Unión ha de responder al impacto de la posible secesión.
  • Propone para Cataluña un modelo como el de Chipre pero "a la inversa".
La bandera 'estelada'.
La bandera 'estelada'.
ARCHIVO

Un estudio del politólogo Kai-Olaf Lang publicado por el Instituto Alemán de Política Exterior asegura que la Unión Europea ha de estar "políticamente e institucionalmente preparada" para las consecuencias de una posible declaración de independencia de Cataluña.

En el texto, el politólogo asegura que si bien la UE vela por la "integridad territorial" de los estados, tendrá que responder al impacto que tendría que Cataluña se independizase. En este sentido, el informe propone un modelo como el de Chipre "a la inversa" que permitiese que los derechos y deberes de los catalanes como ciudadanos europeos continuasen vigentes aunque el nuevo estado no fuera oficialmente miembro de pleno derecho de la UE.

Contempla la no adhesión inicial a la Unión Europea

El texto del Instituto Alemán de Política Exterior defiende que la Unión Europea ha de estudiar los "modelos" que reduzcan el impacto negativo que implicaría "para todas las partes" retirar los derechos comunitarios a los catalanes hasta que el nuevo estado no fuese adherido de nuevo a la UE.

El estudio se pregunta, por ejemplo, qué pasaría con las casi 600 empresas alemanas instaladas en Cataluña, y cómo se evitarían las "fricciones" en el mercado interior que podrían comportar una salida de la Unión Europea.

Además, dice que los catalanes "probablemente" podrían mantener como moneda el euro a pesar de que no fueran aún miembros de la Unión Europea.

Sin diálogo la situación "empeorará"

El texto aboga por un pacto entre Cataluña y España para una solución más federal, pero avisa de que si se rechaza el diálogo "la situación empeorará" y la independencia es una posibilidad.

"La solución constructiva al problema catalán está en Madrid", asegura el informe, que destaca que las causas del creciente apoyo al independentismo catalán son "complejas" y no se reducen simplemente a la crisis económica.

Ejemplo en Chipre

La solución chipriota "a la inversa" que propone Kai-Olaf Lang supondría que el conjunto de leyes y deberes europeos que tienen los catalanes y las empresas instaladas en Cataluña seguirían en vigor incluso si el estado catalán no estuviese automáticamente dentro de la UE después de la declaración de independencia.

El informe dice que el estado sucesor -España sin Cataluña- sería el que retendría la adhesión a la UE, pero "el derecho europeo sería asimismo válido a la globalidad del territorio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento