La portavoz del PP de Extremadura, Francisca Rosa, ha criticado el "descaro y el cinismo" del PSOE al hablar de la Ley de la Renta Básica cuando "en sus 30 años de gobierno" dicha formación tuvo dicha medida "guardada en el cajón".

En este sentido, ha remarcado "ya es hora de que el PSOE deje de poner chinas en el camino con intereses exclusivamente partidistas y es hora también de que asuma que pudo y no quiso".

De esta manera se ha pronunciado la dirigente 'popular' ante las declaraciones realizadas por el PSOE, que ha advertido una "mayor grado de cobertura "de la citada ley.

Rosa ha aseverado que "la Renta Básica estaría guardada en el cajón si los socialistas siguieran gobernando en Extremadura", circunstancia que se contrapone con los "hechos demostrados" por el 'popular' José Antonio Monago, que "sí que cumple con sus compromisos".

"Resulta demagógico que el PSOE exija sobre la Ley de la Renta Básica cuando precisamente ellos tuvieron la oportunidad de sacarla adelante. En lugar de gastarse el dinero de la Sanidad y Política Social en jamones, comilonas de lujo y whisky, podrían haberse puesto manos a la obra con esta ley histórica que ha salido adelante gracias al esfuerzo de Monago", ha dicho.

Así, Rosa ha lamentado que esta "solución" se haya hecho efectiva ahora y no hace al menos cinco años, "cuando todo el mundo ya veía que en Extremadura lo estaban pasando mal muchas familias", informa en nota de prensa el PP regional.

Compromiso del gobierno extremeño

Es por ello que ha alabado el "compromiso" del Gobierno de Extremadura por llevar a "efecto" esta ley, ya que "es una prestación justa y solidaria puesto que garantiza un derecho subjetivo a toda la ciudadanía extremeña con atención especial a las personas más afectadas por la situación de crisis".

En cuanto a los 5.000 beneficiarios directos que estimó el Ejecutivo regional tras la aprobación de dicha prestación, Francisca Rosa ha recalcado que se trata de un "cálculo inicial", y que supondría multiplicar "por 10" la protección dada a las familias extremeñas en relación con las ayudas precedentes.

"Extremadura alcanzaría, tomando como referencia el padrón de 2011 una tasa de cobertura del 4,5 por cada mil habitantes, lo que la colocaría en este aspecto en el puesto número 7 de las 19 comunidades autónomas, por delante de Andalucía, Cataluña o Madrid en el caso de la disponibilidad de ingresos de los hogares", ha aseverado.

Autocrítica socialista

Por todo ello, la portavoz 'popular' ha instado a los socialistas a dejar el "cinismo y hacer un ejercicio de autocrítica cuando hablen de Renta Básica, pues fueron ellos quienes, estando en el Gobierno extremeño, votaron en contra de habilitar un fondo para comedores sociales alegando que pondrían en marcha una renta básica que nunca vio la luz".

"La autocrítica y reconocer la dejación de funciones que se hizo entonces es el primer paso que debe dar el PSOE para hablar con legitimidad sobre la renta básica extremeña", ha apuntado.

De lo contrario, ha añadido que "queda totalmente desacreditado para venir ahora a exigir a quien efectivamente ha promovido que los extremeños gocen de este nuevo derecho social, que ha sido el Gobierno de José Antonio Monago", ha sentenciado.

Para la 'popular', asimismo, "resulta cínico que el PSOE se alce hoy como defensor de los ciudadanos que lo están pasando mal cuando en 2009, cuando los efectos de la crisis también arreciaban y las necesidades sociales eran imperiosas, miró hacia otro lado, al igual que lo hizo en 2010 y en 2011 hasta que llegó el cambio de gobierno".

"el psoe dijo no a los comedores sociales"

Por otro lado, Rosa ha argumentado que en febrero de 2009, el PP exigió en el Parlamento extremeño la creación un fondo regional destinado a las organizaciones no gubernamentales que estaban desarrollando su labor a través de los comedores sociales.

Esta iniciativa fue "rechazada" por el PSOE alegando que el entonces Gobierno de Guillermo Fernández Vara "estaba trabajando duro" para combatir los efectos de la crisis económica en medidas como la creación de una renta básica".

Ya en febrero de 2011, ha apuntado que la entonces consejera de Empleo e Igualdad, Pilar Lucio, "echó de nuevo balones fuera" y, reunida con los agentes sociales, "vino a manifestarles literalmente: "No es posible aprobar la ley de renta mínima de inserción en esta legislatura por la imposibilidad de aumentar el gasto en un momento con el actual".

"Y lo dijo pese a que en el Pacto de Política Social 2007-2011 suscrito entre la Junta de Extremadura, los sindicatos UGT y CCOO, la Creex y la Fempex, se establecía explícitamente la elaboración, en la pasada legislatura, de una ley que garantizara un subsidio básico a todos los ciudadanos que vivieran en Extremadura", concluye.

"La legislatura terminó y los extremeños, pese a que las dificultades de la crisis se fueron recrudeciendo, siguieron sin tener reconocido un derecho que ha sido ahora, el Gobierno del PP, quien ha venido a impulsarlo, por ser una cuestión de justicia social", ha insistido Francisca Rosa.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.