La empresa compostelana Finsa ha confirmado la desaparición de un equipo radiactivo en las instalaciones de Orember en Ourense, pero asegura que siempre que "no se manipulen y se mantengan las condiciones de encapsulamiento y blindaje metálico, la fuente no genera riesgo para las personas".

En un comunicado, explica que se trata de una fuente "diminuta" perteneciente a un equipo de laboratorio, y que está encapsulada y blindada metálicamente en un portafuentes", que es del tamaño de una cajetilla de tabaco. El dispositivo perdido está señalizado con etiquetas que advierten del contenido.

Además, indica que, en el momento en que se tuvo constancia de la desaparición y por tratarse de un equipo con una regulación específica al contener un componente radiactivo, se puso el hecho en conocimiento del Consejo de Seguridad Nuclear y se activaron los protocolos establecidos para su búsqueda.

Todos los trabajadores de la instalación ourensana han sido informados del suceso hace varias semanas, cuando se tuvo conocimiento de la desaparición de este equipo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.