El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar, ha subrayado que los datos sobre la evolución delincuencial en el primer semestre del año demuestran que "hay que huir" de considerar a la provincia y, en concreto, a la Costa del Sol, como "un lugar donde está instalada una delincuencia organizada o donde las mafias se mueven con libertad". "No se puede decir que exista ningún clima de inseguridad", ha asegurado.

Así, ha resaltado que los niveles de seguridad son "muy buenos" y ha precisado que, "en líneas generales, los datos de delincuencia están bajando". Ha puesto como ejemplo el descenso en un 5,8 por ciento durante el primer semestre de este año de los delitos y faltas en relación con el mismo periodo de 2012.

Ha valorado que en los primeros seis meses de 2013 haya habido una bajada en todas las infracciones penales —homicidios, robos con violencia, sustracción de vehículos, tráfico de drogas, hurtos, etcétera—. Salvo, eso sí, en los robos con fuerza en domicilios, que se han visto incrementados en un 12,4 por ciento con respecto al ejercicio anterior, algo que, a su juicio, puede ser "consecuencia de la crisis".

En cualquier caso, el representante del Gobierno en Málaga ha incidido, en declaraciones a Europa Press, en que "hay un mayor nivel de eficacia, que hace que los que van a cometer delitos se lo piensen dos veces".

"suficientes" agentes

Un elemento que contribuye a esa "eficacia" es la "operatividad" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En este punto, Hernández Mollar ha opinado que los medios humanos con los que cuenta la provincia de Málaga, con más de 5.000 agentes entre el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, son "suficientes".

A esa cifra habría que añadir, no obstante, un centenar de efectivos de refuerzo en época estival entre ambos cuerpos y que en la provincia de Málaga se localizan en aquellos municipios donde más aumenta la población.

Hernández Mollar sí ha reconocido que los recursos con los que cuentan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde el punto de vista material podrían ser "mejorables". Pese a ello, ha aplaudido que "no bajen la guardia en ningún momento", mostrándose "plenamente satisfecho" con la labor que desempeñan en la provincia tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil.

Ante hechos concretos como la muerte el pasado 13 de agosto de un hombre de nacionalidad holandesa al ser tiroteado dentro de su coche en una urbanización de Marbella (Málaga), un asunto en el que la Policía Nacional baraja como principal hipótesis el ajuste de cuentas, el subdelegado ha indicado que "son sucesos que pueden ocurrir en cualquier ciudad, aunque quizá sean más frecuentes en aquellas más habitadas y más dinámicas".

"no crear alarma"

"La imagen de la Costa del Sol y de la provincia en general en materia de seguridad es buena", ha insistido, dejando claro, por tanto, que, "en absoluto, se debe crear alarma". "Hay datos objetivos", ha apostillado.

Tal y como ha apuntado, "a la provincia de Málaga la gente viene normalmente a disfrutar de su sol y de sus playas y de sus riquezas, que son muchas, pero dentro de eso no se puede evitar que algunos delincan o que vengan a refugiarse".

"Lo importante —ha considerado al respecto— es que al final las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actúan y capturan a los delincuentes e interceptan los tráficos de droga o de personas que puedan darse".

Consulta aquí más noticias de Málaga.