Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal formado por cinco personas que se dedicaba a la receptación, a través de la regencia de una chatarrería en Alicante, de todo tipo de material procedente de hechos delictivos, según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

La Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, a raíz de una serie de pesquisas e investigaciones policiales, tuvieron conocimiento de la existencia de una chatarrería que podría estar dedicándose a la compra de metales procedentes de robos, así como de otras mercancías que, según la legislación vigente, no pueden ser adquiridas por este tipo de establecimientos.

Por este motivo, agentes del grupo de delincuencia especializada realizaron un inspección en el local, en la que se encontraron ocultos entre una montaña de chatarra un gran cantidad de cobre quemado, mangueras de cobre con las inscripciones alteradas, bombonas de butano y barriles de cerveza, supuestamente procedentes de robos en establecimientos hosteleros y en domicilios, además de 30 tapas de alcantarilla propiedad de la empresa Aguas de Alicante.

Una vez comprobado el libro de registro en el que figuraban todos los objetos adquiridos por la empresa, se confirmó que el material había sido consignado como chatarra, sin especificar el producto adquirido, con la intención de ocultar y falsear la adquisición de estas compras en posibles inspecciones policiales futuras a través del libro de control.

Los detenidos, cuatro españoles y un georgiano de entre 43 y 64 años de edad, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.

Consulta aquí más noticias de Alicante.