El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no abordará el encarecimiento del agua desalada en la Conferencia de Presidentes, que se celebra mañana en Madrid. Lo anunció ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. El motivo: eso es cosa de las cuencas hidrográficas y entrará en nuevos planes de demarcación.

Lo que sí adelantó ayer Narbona es que la Unión Europea ya ha confirmado 1.200 millones de euros para proyectos en materia de agua en Cataluña, Murcia, Valencia y Andalucía.

A los catalanes les tocarán 511 millones de euros de los Fondos de Cohesión y 689 millones de euros, de los Fondos Feder, vendrán para repartir entre murcianos, valencianos y andaluces.

En el balance de 2006 del Ministerio de Medio Ambiente se puntualizó que el Programa AGUA va a dar 231 hectómetros cúbicos procedentes del ahorro y modernización de abastecimientos y regadíos; 137 hm3 anuales de reutilización de aguas depuradas; 74 hm3/ año de nuevas captaciones y regulaciones y 621 hm3/año con desalación en el litoral.

Narbona aclaró que seguirá con su política de «cautela» al trasvasar agua al Segura y adelantó que los regantes de aquí han llegado a un acuerdo con los de Madrid para que les cedan agua.