Recorren 1.300 kilómetros para verse unas horas con los amigos. A muchos les puede parecer una locura, pero a ellos les da la vida.

Trabajan en una fábrica, tienen cargos directivos, son comerciantes, policías, ingenieros, fotógrafos, incluso jubilados. Pero ante todo son moteros y no faltan a la concentración más concurrida y fría de España, Pingüinos, que se celebra desde mañana y hasta el 14 en Boecillo.

Cada año aparecen desde cualquier rincón del mundo anécdotas vivientes para los que la moto es casi una prolongación de su cuerpo. Apasionados de las marcas japonesas o amantes del estilo americano Harley: para todos, sin excepción, hay cabida.

Quien más y quien menos prepara el viaje ansioso por enfundarse el uniforme. «Los moteros de toda la vida tenemos espíritu competitivo y nos encanta desafiar a las inclemencias», dice Benet Lacruz. Hoy está en Barcelona, pero el viernes, llueva o nieve, asomará con su Goldwing por Valladolid.

Más de 26.000 inscritos

En su primera edición, la de 1982, los Pingüinos lograron reunir en Herrera de Duero a 320 apasionados de la moto. Diez años después, y tras llevar la concentración de Herrera a Fuensaldaña y de allí a Tordesillas, la cifra de moteros ascendía a 7.243. En el 2006, Boecillo se consolidó como el lugar de reunión y el número de inscritos superó todos los récords de años anteriores con 26.106 participantes.

Con las maletas preparadas

Benet Lacruz 68 años, vendrá desde Barcelona 

«para mí es un reto»

«Me encanta el ambiente. Tengo afición a la moto desde los 18 años. He hecho trial, pruebas de velocidad, de todo. Ahora, como me puedo permitir algún día libre en el trabajo, lo disfrutaré en Pingüinos».

Teresa, Ramón y Jesús Salen desde Cheste, Valencia

«Va toda la familia»

«Mi mujer, mis hijos, mi yerno y yo. Mi primera vez en Pingüinos fue para ganar un almuerzo. Desde entonces, no he faltado ni un año. Disfruto y me encuentro con amigos que no veo el resto del año», dice Ramón.

Enrique y Mª Rosario 52 y 50 años, vendrán desde Moguer, Huelva

«Es mi primer año»

«Me han dicho que Pingüinos es para los moteros como la Meca para los musulmanes, hay que ir una vez en la vida. Me gusta la moto, pero sobre todo me apunto porque haces grandes amistades en el camino».

Michel y Anne Marie 64 y 56 años, salen desde Burdeos, Francia   

«No he faltado nunca»

«Desde 1982, vengo cada año. Nos gustan las concentraciones porque el ambiente es muy caluroso. Hemos estado en Elefantes, en el Tourist Trophy, en Faro... En Pingüinos nos juntamos cerca de 500 moteros franceses». 

Envíanos tus fotos de Pingüinos a:

nosevendevalladolid@20minutos.es

Todas las imágenes en...

www.20minutos.es