La portavoz de CHA en las Cortes de Aragón, Nieves Ibeas, ha afirmado este martes que el cierre de unidades de salud mental en Zaragoza supone una "pérdida de calidad", criticando así la unificación de recursos de esta especialidad médica en el sector 2. Ha asegurado que "con menos recursos los servicios públicos solo pueden empeorar".

"En vez de mejorar la atención pública en salud mental, el Gobierno PP-PAR la empeora, obligando a la ciudadanía a adaptar sus necesidades a la política contable de recortes de Oliván, cuando debería ser al revés", ha aseverado.

En una nota, CHA ha considerado "tendencioso e hipócrita que el Gobierno de Aragón pretenda vender la idea de que con menos servicios de salud mental en la ciudad se vaya a lograr un mejor servicio".

Para Nieves Ibeas, portavoz de Sanidad de CHA en las Cortes, "lo pueden disfrazar de lo que quieran, es otro paso más del PP-PAR en el desmantelamiento del servicio sanitario público".

Hace unos meses, el Grupo Parlamentario de CHA reclamó al consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, en un Pleno que explicara su política sobre atención, promoción, protección y mejora de la salud mental. "Ni entonces concretó sus planes ni lo está haciendo ahora. Oliván actúa como si le hubiera contratado una empresa privada y se limita a actuar como si no tuviera que rendir cuentas de su gestión ante la ciudadanía, pese a las graves carencias que existen, desconociendo sus obligaciones", ha apuntado Ibeas.

PP y PAR votaron en contra de una moción de CHA para que Oliván convocara al Consejo Asesor de Salud Mental —aún sin reunir en esta legislatura—, presentara un Plan o Estrategia de Salud Mental acorde con las necesidades reales y adecuara a las mismas la plantilla y los recursos existentes, muy por debajo en Aragón de las recomendaciones profesionales, de 156 a 195 camas hospitalarias.

"Ahora, Oliván vuelve a demostrar que prefiere campar y recortar servicios a su aire, sin dar cuenta de nada, anunciando como novedad lo que ya vendió entonces, como el centro de Alcañiz, las camas del Servet o, incluso, la unidad infanto-juvenil del Hospital Clínico, infradotada de medios, por cierto", ha expresado Ibeas.

PLANIFICACIÓN

Ante el anuncio de la supresión de unidades de salud mental en Torrero, Rebolería, Las Fuentes, San José y Casablanca, Ibeas ha criticado "la resistencia de Oliván a dar cuenta de una mínima planificación en su Departamento y, en concreto, en salud mental", y ha alertado de que la supresión de dichas unidades en Zaragoza restará accesibilidad al servicio público a pacientes que puedan requerir un tratamiento.

Para Nieves Ibeas "si el Gobierno tiene que reorganizar y reestructurar para mejorar el servicio, que lo haga, que ya es hora, pero no cerrando puertas para mejorar su contabilidad, porque con menos recursos no se puede atender mejor".

Para Ibeas "en el caso de la salud mental, Oliván sigue con su política de cierre de servicios, como el de la Comunidad Terapéutica El Frago, que seguimos denunciando. A él le saldrán las cuentas mejor, pero a costa de la salud y del bolsillo de la ciudadanía".

CHA presentará iniciativas en las Cortes para exigir el mantenimiento de las unidades y la máxima accesibilidad en la atención pública de Salud Mental.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.