El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó en su edición del pasado lunes la cesión definitiva al Ayuntamiento de Mijas (Málaga) de las torres vigía del Faro de Calaburras y Torrenueva, hasta ahora de titularidad de Patrimonio del Estado y ya inscritas en el Registro de la Propiedad como municipales.

Aunque la publicación en el BOE ha sido un formalismo legal, la cesión de las torres vigía de Calaburras y Torrenueva fue sellada el pasado mes de mayo con la firma de un acuerdo entre la Dirección General de Patrimonio del Estado —organismo dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas— y el Ayuntamiento de Mijas, rubricado por el alcalde Ángel Nozal y por el delegado de dicho ministerio en la provincia de Málaga, José María Rodríguez Abela.

Tras la firma del citado documento, la concejalía de Patrimonio Municipal inició los trámites para la inscripción registral de ambas torres como propiedad municipal, por lo que "ya podemos empezar a actuar en ellas", ha señalado la concejala de Patrimonio Histórico, Carmen Márquez, a través de un comunicado.

El objetivo del equipo de gobierno es "recuperar ambas torres, mantenerlas e incorporarlas" a la oferta turística y cultural del municipio, según ha señalado la edil, quien, además, ha asegurado que "vamos a hacerlas visitables". En este sentido, Márquez ha anunciado que en "un futuro no muy lejano" se emprenderán acciones para rehabilitarlas.

De las cuatro torres vigía existentes en el término municipal de Mijas, tres ya se encuentran en el ámbito municipal de gestión: el Torreón de La Cala y las citadas de Torrenueva y el Faro de Calaburras. La cuarta, ubicada en Calahonda, se sitúa en una parcela de titularidad privada, con cuya propiedad el equipo de gobierno ha iniciado contactos a fin de que dicho baluarte revierta a titularidad pública.

Consulta aquí más noticias de Málaga.