El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha negado que exista "desencuentro" alguno entre su Gobierno y el Ayuntamiento de Santander a propósito del proyecto del campo de golf del Litoral Norte, sino que dirigentes de ambas administraciones trabajan "juntos" por esta iniciativa.

El jefe del Ejecutivo ha respondido así a preguntas de los periodistas a raíz de las declaraciones que hizo ayer y tras las que emitió después un comunicado el Consistorio santanderino, algo que le parece "oportuno" y "perfecto" si la Administración local considera que tiene que hacer "matizaciones" a sus palabras.

En concreto, Diego manifestó que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Santander plantea "dificultades" para ubicar el campo de golf Parque Litoral Norte en la zona estudiada por el golfista Severiano Ballesteros, por lo que el Gobierno está analizando "posibilidades alternativas" en ese mismo ámbito. Posteriormente, en nota de prensa, el Ayuntamiento afirmó que el emplazamiento es "la única alternativa posible" y trasladó también su disposición a explicar el proyecto al Ejecutivo para aclarar "todas las posibles dudas".

Ante esto, y a preguntas de los medios, Diego ha negado que "exista un desencuentro" entre Gobierno y Ayuntamiento, y ha apuntado que el hecho de que se hagan declaraciones o se remitan comunicados —algo que le parece "muy bien", según ha insistido— en torno al proyecto no implica que no se estén celebrando reuniones internas.

"Somos los mismos. Somos todos uno", ha zanjado Ignacio Diego, para insistir que las dos administraciones, la autonómica y la municipal, trabajan para sacar adelante un proyecto "compartido". "Es imposible sacar adelante un proyecto en cualquier sitio que no esté en coordinación Gobierno y Ayuntamiento", ha apostillado. Por ello, ha instado a "no buscar más patas al gato de las que tiene".

Según ha recalcado, el Gobierno tenía "bastante avanzado" el trabajo sobre el proyecto, lo que llevó a determinar "problemas" que han trasladado al Ayuntamiento que, por su parte, cree que los mismos se pueden resolver "de una determinada manera".

Ha concretado Diego que se trata de problemas urbanísticos, a los que se sumarían "matices" de carácter medioambiental pero "de pequeña entidad", que hay que "resolver" de manera conjunta, más si se tiene en cuenta que el proyecto es "algo bueno" para la ciudad y la región.

En este sentido, y para finalizar, el presidente cántabro ha señalado que Santander es "el mejor" municipio, además del "más atractivo", para albergar un campo de golf, de ahí que se esté trabajando en la zona norte de la ciudad y en otros lugares para, "juntos", lograr la "mejor opción".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.