El grupo municipal MÉS ha pedido que se cuantifiquen los "incumplimientos" de la compañía T-System, que brinda servicios tecnológicos al Ayuntamiento de Palma, antes de que el consistorio siga pagando, ya que, según alertan, estos "se pueden estar dando desde el inicio de legislatura".

En un comunicado, han explicado que en la última junta rectora de julio el regidor de Hacienda y Presidente del IMI, Julio Martínez, aprueba abonar a T-System el importe de cinco millones de euros correspondientes a la facturación desde septiembre de 2012 hasta el junio de 2013.

Según avisan, un informe técnico pone de manifiesto que hay una serie de incumplimientos que condicionan el abono de los cinco millones, aunque estos no están cuantificados y, por tanto, hace difícil saber qué porcentaje del total de la factura representan.

Por otro lado, han asegurado, que el informe "pone en evidencia que estos incumplimientos se han podido dar desde el principio de esta legislatura".

Así, explican que los incumplimientos por parte de T-System han sido "una práctica continuada" tal y como pusieron de relieve dos auditorías externas en 2011, cuando constataron, "siete años después del inicio del contrato, que de las 110 actividades previstas en el contrato inicial sólo 26 se podían dar por aceptadas".

Según ha explicado la regidora econacionalista Marisol Fernández "es inaceptable que Julio Martínez abone un euro más a una empresa que de manera sistemática ha incumplido durante nueve años un contrato que cuesta al Ayuntamiento 500.000 euros mensuales".

Así, ha aseverado que a un año de la finalización del contrato que el PP adjudicó en 2004 por un valor de 50 Millones para la "prestación integral de los servicios tecnológicos y de calidad" del Ayuntamiento, "la realidad es que ha sido una sangría económica que no ha solventado las necesidades tecnológicas de Cort"