El recién elegido presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) José Manuel Fernández Alvariño, se desmarca de las declaraciones del presidente de la patronal Juan Rosell, sobre "privilegios" de los trabajadores y propone que "hay que ser imaginativos para originar contratos".

Así, a preguntas de los periodistas, Fernández Alvariño, que afirmó que en la mañana de este mismo martes habló con Rosell, explicó que le dijo al presidente de la patronal española que "hay que ser imaginativos para originar contratos". "Pues algo estaremos haciendo mal para tener 6 millones de parados en España, algo que sólo crea desafección política, civil y familiar", le apostilló.

En rueda de prensa, además, a las propuestas del FMI de recortar salarios un 10 por ciento, para asegurar que quiere ser "muy tajante" al recordar que hay un acuerdo entre empresarios y sindicatos para elevar los salarios un 0,5 o un 0,8 por ciento, "pero nunca se habló de reducción".

De esta forma, ha criticado directamente al Fondo Monetario Internacional y dijo que lo primero que debe hacer ese organismo es "adelgazar su administración que es muy gorda y tiene salarios espectaculares, igual que todas las de la Unión Europea".

Durante su intervención, Alvariño, que apostó por Ourense para el primer comité ejecutivo de su mandato, explicó antes de la reunión, que tras aplicar políticas de recorte que en Galicia llevan al cumplimiento del déficit exigido, a las Administraciones públicas gallegas les toca "adelgazar" para ser más competitivas, "pues las empresas y las familias ya adelgazamos todo lo posible".

Alvariño fue recibido por el presidente de la Confederación de Empresarios de Ourense, elegido también hace apenas unos meses, José Manuel Pérez Canal, al que agradeció públicamente el apoyo a su candidatura para presidir la CEG. "Por ese apoyo y para hacer visible mi compromiso de descentralizar la CEG y llevar los comités ejecutivos a las asociaciones provinciales, estoy hoy aquí", detalló.

Del contenido del comité ejecutivo que se celebró tras la rueda de prensa, Alvariño sólo adelantó que presentará planes de actuación y una propuesta de mesas de trabajo, entre las que se encuentra una "mesa de emprendimiento" para poner sobre la mesa "posibilidades imaginativas" para reducir el desempleo "pues aunque cumplimos con los recortes, algo estaremos haciendo mal para tener 6 millones de parados".

El presidente de la patronal gallega propuso la creación, en el comité ejecutivo de la CEG que se celebró minutos después, de una mesa de emprendimiento "partiendo de que el coste de las prestaciones por desempleo es de más de 30.000 millones de euros y teniendo claro que sólo las empresas pueden crear empleo. "Así que partiremos de que cualquier autónomo que pone en riesgo su patrimonio para dar trabajo merece todo nuestro apoyo", remató.

Cambios en la ceg

Fernández Alavariño ha detallado también algunas líneas futuras de trabajo interno en la CEG, en que la "biblia" son los estatutos, pero anunció ya una reforma estatutaria "para adecuarlos a los tiempos actuales, con limitación de mandatos y de cargos, pues nadie podrá ocupar dos" desgranó.

Dijo cumplir así los compromisos adquiridos cuando era candidato a presidir la CEG y comenzó cumpliendo el de no ocupar dos puestos pues dejó la presidencia de los empresarios de Pontevedra para asumir la presidencia gallega.

Además, la "filosofía" de su mandato será "adelgazar la CEG, reforzarla, un mayor acercamiento a las asociaciones provinciales y un reparto de competencias en el territorio".

En ese sentido, detalló que los cuatro presidentes provinciales, siguiendo los estatutos, son también vicepresidentes de la CEG y tras el comité ejecutivo que se celebra en Ourense, irán otros en Lugo, Pontevedra y A Coruña "para conocer las sensibilidades empresariales específicas y sus sectores importantes".

En la rueda de prensa, estuvo acompañado por el presidente de la CEO José Manuel Pérez Canal, por el presidente en Lugo Jesús Quintá, el de Pontevedra Luis Nóvoa Díaz y el vicepresidente de A Coruña Antón Arias, debido a la imposibilidad de asistir de su presidente Antonio Fontenla (su predecesor en el cargo).

Entre el público estuvieron, además de los medios de comunicación, varios integrantes del comité ejecutivo que, junto con la directiva de la CEG y los cuatro vicepresidentes, serán "los órganos centrales y puntos fuertes según la nueva fe de esta nueva CEG, para fomentar el acercamiento a los diferentes sectores".

Apoyo para ourense

El presidente en Ourense, Pérez Canal, expresó su "satisfacción" porque el primer comité ejecutivo se celebre en la única ciudad gallega sin litoral y aprovechó para "pedir ayuda a la CEG en la reivindicación de mejores infraestructuras y mejoras en competencias en suelo industrial", además de exponer especificidades de la provincia en el sentido empresarial.

Aludió a sectores particulares como el del vino "en la única provincia de España con cuatro denominaciones de origen", el desarrollo termal "como punta de lanza" y la pizarra "como sector en retroceso paralelo al de la construcción".

Además definió al nuevo presidente de la CEG como "símbolo de entrega, abierto al diálogo y representante de la cohesión, transparencia y trabajo en equipo, y todo eso se va a priorizar ahora", remató.

Consulta aquí más noticias de Ourense.