El comité de empresa del servicio de autobús urbano realizara un pleno extraordinario el 4 de septiembre en el que se decidirá el inicio del periodo de huelgas inicialmente para ese mes.

Esta es una de las decisiones acordadas por el comité de empresa después de que este lunes concluyera sin acuerdo la negociación con la dirección de Urbanos de Zaragoza (antigua Tuzsa) sobre el ajuste de la plantilla tras la propuesta ofertada por el Ayuntamiento de la ciudad.

Asimismo, el comité de empresa mantiene el calendario inicial de movilizaciones, que comienzan este miércoles, 21 de agosto, con una asamblea general de los trabajadores en dos sesiones de 10.00 a 13.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas, en la calle Costa, 1.

Además, este jueves, 22 de agosto, se ha convocado una concentración en Plaza Aragón a las 20.00 horas, que se retomará todos los jueves, han avanzado en un comunicado.

CRÍTICAS

Desde el comité de empresa han criticado a la dirección de Urbanos de Zaragoza porque "con su decisión de despedir a 153 trabajadores ha confirmado lo que este comité llevaba denunciando desde que se inicio el periodo de consultas".

Al respecto, han sostenido que la empresa "en ningún momento, tenía voluntad de alcanzar acuerdos para evitar cualquier despido no voluntario, por ello la única propuesta que planteo sobre este asunto fue que el comité aceptase la reducción de la jornada en un 11 por ciento y reducción del salario en un 20 por ciento, congelado hasta el año 2016, acompañado con recortes en nuestro convenio y la perdida de complementos económicos y sociales".

En un comunicado, han añadido que la empresa, "una vez, más deja a un lado la prestación de un servicio de transporte de calidad, primando la búsqueda de aumentar sus beneficios anuales, rebajando plantilla y empobreciendo a sus trabajadores con el robo de derechos sociales y económicos que quiere llevar a cabo".

"mal y tarde"

Respecto al Ayuntamiento de Zaragoza, el comité de empresa ha sintetizado que "su mediación fue tarde y mal" al esgrimir que "no podemos compartir que solo exigiera sacrificio a los trabajadores aceptando descontar en un 4,40 por ciento el salario y la jornada además de admitir 45 trabajadores despedidos, sabiendo que además de esa rebaja salarial que nos exigían, había que sumarle la correspondiente al otro expediente que supone rebajar un 9 por ciento el salario, manteniéndolo congelado hasta el año 2016".

Asimismo, han asegurado no entender cómo el Ayuntamiento "no exige a la empresa inglesa Autobuses urbanos de Zaragoza, que cumpla lo que ha firmado al obtener la concesión de este servicio".

En este sentido, han subrayado que "como comité de empresa, exigimos que el Ayuntamiento haga cumplir el pliego de condiciones a esta empresa" para recordar que un requisito "es la subrogación de la totalidad de la plantilla y respeto a las condiciones laborales, sociales y económicas que firmó la empresa en el convenio hasta el año 2014, que también se recogía en el pliego".

A colación, han apostillado que el pliego de condiciones "Tuzsa lo conocía de antemano, pujó por él y se lo han concedido, es por lo que ahora no entendemos este incumplimiento".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.