Aerocas, la sociedad pública que impulsa el proyecto del Aeropuerto de Castellón, apuesta por impulsar un modelo de gestión "indirecto flexible" para la próxima puesta en marcha de la instalación ubicada en Vilanova d'Alcolea, un modelo "que todavía no tienen ningún otro aeropuerto de España".

Así lo ha dado a conocer este miércoles tras el Consejo de Administración de Aerocas, el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Presidencia, Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar, quien ha señalado que el informe técnico que han encargado para conocer la situación actual de la infraestructura "nos indica que lo aconsejable es optar por un modelo de gestión flexible para optimizar recursos".

Según ha explicado, se trata de dimensionar la prestación de los servicios que tienen que ver con los vuelos —como torre de control, bomberos, servicios de equipaje y todo tipo de servicios relacionados con los vuelos— "en el antes, durante y después de los mismos", con el objetivo de que el aeropuerto ofrezca un servicio constante aunque adaptado al número de salidas y llegadas de aviones, una vez en funcionamiento.

Otra de las conclusiones que se extraen del informe es que la mejor opción es una gestión indirecta de la infraestructura, de modo que "en breve se licitará la externalización del servicio de explotación dentro del modelo flexible", ha indicado, al tiempo que ha señalado que "de inmediato se va a realizar el pliego de condiciones para adjudicarlo cuanto antes, posiblemente para el 31 de diciembre de este año".

Con esta decisión, Císcar ha afirmado que se alcanzará un punto de "equilibrio económico", ya que se ha fijado una aportación por parte del Consell, a través de Aerocas, de un máximo de 2,5 millones de euros al año con un tope de 360.000 pasajeros por año. Es decir, "se trata de una cifra máxima que irá aminorando a medida que entren nuevos viajeros, pero que nunca se rebasará", ha especificado.

"se gasta más con el aeropuerto cerrado que en funcionamiento"

De este modo, ha asegurado que "con un criterio bastante realista, se nos ha explicado que alcanzar esa cifra de pasajeros puede llevar del orden de unos cinco años, por lo que, a partir del quinto año, y si se alcanza esta cantidad de viajeros, el aeropuerto supondrá un coste cero para las arcas públicas". Tal y como el propio Císcar ha admitido, "se está gastando más ahora con el aeropuerto cerrado que cuando lo tengamos en funcionamiento".

El vicepresidente del Consell ha afirmado que Aerocas reducirá su gasto corriente un 81 por ciento entre 2013 y 2014, hasta dejarlo en menos de un millón de euros, cantidad mínimo imprescindible para garantizar todos los procesos de certificación y conservación del aeropuerto de Castellón.

Este ahorro se ha conseguir, en parte, por la rescisión o reducción de contratos externos que se va a producir de aquí a final de año. En el segundo semestre de 2013 ya comenzará el ahorro, que en global supondrá una reducción del 22 por ciento respecto a 2012 (en total, 542.000 euros).

Así, se reducirá en un 88 por ciento —lo que supone 619.000 euros— el importe las asistencias técnicas externas (asesoramiento técnico para certificación, asesoramiento jurídico y asistencia técnica para la obra).

Reducción de sueldos

Aparecerán nuevas partidas para el mantenimiento de las instalaciones y la implementación del modelo de gestión por valor de 98.000 euros, y se reducirán los sueldos y salarios en 17.000 euros como consecuencia de la marcha del director del Aeropuerto, que ha sido sustituido por un miembro de la propia plantilla.

A estos recortes se suma la rescisión, realizada el pasado 11 de julio, del contrato para el control de la fauna, que costaba 82.000 euros anuales. Aparece un nuevo contrato de 18.000 euros anuales con el fin de prevenir la acción de los roedores en el cableado y en el subsuelo.

"Ya en 2014 —ha añadido Císcar—, y como consecuencia del vencimiento de diversos contratos y de la finalización operativa de otros, el ahorro previsto será aún más importante, de un 59 por ciento adicional (1,13 millones de euros), con lo que entre 2013 y 2014, y repasando una a una las diferentes partidas, el gasto corriente de Aerocas habrá pasado a menos de un millón de euros". Estos ahorros se suman a los ya practicados a principios de año, cuando se suprimieron los patrocinios de 2012.

Sin fechas para la apertura

El vicepresidente ha evitado dar una fecha de apertura del aeropuerto, por "cautela", aunque "trabajamos para que sea lo antes posible". "Todo el proceso avanza a velocidad de crucero y la apertura está más cerca que antes", ha afirmado.

No obstante, y ante la pregunta de si alguna compañía se ha interesado en operar en la instalación, ha asegurado que "interés de vuelos ya existe, puesto que algunas compañías de bajo coste ya han mostrado su interés por operar aquí, eso es algo que nos tranquiliza, ya que la dificultad estriba más bien en poder ponerlo en marcha, aunque cada vez es menos complicado, aunque, una vez en funcionamiento, estoy seguro de que habrá vuelos".

Císcar ha añadido que el proceso de certificación está cumplimentado a un 90 por ciento, gracias al trabajo de todos estos años. "Queda tarea por delante en los próximos meses, aunque se va acercando la fecha de apertura", ha manifestado, y ha añadido que tal y como ha dicho el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, "queremos que el Aeropuerto esté en marcha cuando antes, con un modelo económico y real, al servicio de la economía y el turismo de Castellón y su provincia", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Castellón.