La nadadora española Melani Costa ha asegurado este miércoles tras finalizar quinta en la final de los 200 metros libres de los 15os Mundiales de natación de Barcelona que el querer estar con las mejores y conseguirlo hasta el paso de los 150 metros le ha "pasado factura" al final al quedarse sin nada, pero ha asegurado estar contenta de poder seguir a las Franklin, Pellegrini, Muffat y compañía.

"Siempre esperas poder aguantar, pero hay que pensar que las tres han bajado de 56, que es lo que ya tenían esas tres, yo me siento súper orgullosa de poder estar con ellas, era mi objetivo y no pensaba que iba a ser tan rápida la carrera, pero he querido estar con ellas y al final me ha pasado factura", comentó en atención a los medios.

Pese a este final, aseguró estar "muy satisfecha". "La mejor marca no ha salido porque el último 50 no he podido aguantarlo, pero he estado compitiendo con ellas hasta el 150 y lo he intentado, había dicho que iba a lucharlo. A seguir entrenando para mejorar este puesto", se sinceró.

"No tengo tanta velocidad y el haber pasado con ellas a esa velocidad no ha dado pie a que pudiera acabar bien, no me quedaba nada más. Sabía que en el último 50 iban a ir rapidísimo. Además, tenías que vernos, yo estaba muy nerviosa y ellas tan tranquilas. Si he podido ir con ellas 150 metros, tengo que entrenar el último 50", aseguró la mallorquina.

Además, celebró el haber conseguido "de sobras" su objetivo. "La medalla de plata (400 metros libres) es el regalo más grande que podría tener para este campeonato, los récords de España también son brutales y todavía queda el relevo de 4x200, el 100 que me lo voy a pasar bien y el 4x100 estilos que espero que podamos hacer un récord de España", apostilló.