Los socialistas cántabros han calificado de "farsa" y "pantomima" el anuncio del Gobierno regional de que el próximo curso se suscribirán contratos-programa con cada centro educativo y han asegurado que éstos "ya existían" antes de que llegara el PP y no fueron respetados por el consejero de Educación, Miguel Ángel Serna, cuando asumió el cargo.

En un comunicado, el Grupo de Educación del PSOE de Cantabria ha explicado que cuando Serna accedió a su cargo de consejero "ya existía" la formalización, por escrito, de contratos-programas con centros públicos y privados concertados que, según ha asegurado, el titular de Educación "no respetó" y "cerceno".

Ha añadido que estos contratos- programa fueron negociados con los centros e incluían objetivos "ajustados" a sus necesidades, aportación económica y, en algunos casos, incremento de recursos humanos.

Una "serpiente de verano"

Los socialistas han opinado que las declaraciones del consejero son una "serpiente de verano" y una "venta de humo", algo que, según han afirmado, acostumbra a realizar también el presidente de Cantabria, Ignacio Diego.

Según el PSOE, se trata de "un nuevo engaño" de Serna a la ciudadanía pero no a la comunidad educativa que —ha añadido— "ya le conoce".

Tras conocer que la Consejería de Educación pretende presentar esta iniciativa en octubre, ha censurado que Serna quiera implementar estos contrato-programa "con el curso iniciado".

A juicio de los socialistas, esto pone de manifiesto la "ignorancia y el desprecio" del titular de Educación hacia la planificación de los centros educativos que se realiza a finales del curso y en la primera quincena de septiembre.

Además, han opinado que el consejero "redondea la farsa" cuando asegura que el objetivo es mejorar la calidad educativa cuando —dice el PSOE— su departamento está "perpetrando un ataque a la educación pública y actuando en contra de las recomendaciones de todos los estudios nacionales e internacionales".

Para los socialistas, los recortes de personal "impiden" la adecuada atención a los alumnos.

Además, se han referido a la formación del profesorado que, a su juicio, se ha visto "amputada" con el cierre de los centros de profesores de Laredo y Torrelavega y con el, "drástico descenso" del presupuesto destinado a este ámbito.

Críticas al horizonte 2018

Los socialistas consideran que el "esperpento llega al máximo" cuando centra su objetivo en las pruebas externas de Pisa de 2018, algo que, a su juicio, es "tanto como reconocer" que esta legislatura "la da por perdida" para la educación de Cantabria al no plantear "ninguna mejora" para la de 2015.

El PSOE se ha preguntado si la educación de Cantabria no ha mejorada nada con el PP desde 2011, algo que, a su modo de ver, es reconocer que su "no política educativa representa un fracaso y que va a ser una legislatura perdida".

Además, ha denunciado que Educación ha "frenado" y "anulado" programas de los centros para la generación de su alumnado que se desarrollaban "con éxito" desde 2003 en relación a la atención a la diversidad, interculturalidad, centros sostenibles y refuerzo educativo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.