Gibraltar
Imagen de archivo de Gibraltar. GTRES

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente el vertido incontrolado de 70 bloques de hormigón en aguas próximas a Gibraltar la semana pasada "sin ningún tipo de autorización e incumpliendo varias normas medioambientales", lo que considera que es susceptible de ser delito medioambiental.

Sin ningún tipo de autorización e incumpliendo varias normas medioambientalesAsí, el departamento que dirige Miguel Arias Cañete ha señalado que el sector pesquero de la Bahía de Algeciras, en Cádiz, ha advertido de que estos vertidos han dañado "gravemente" el caladero y hace "imposible" las capturas en la zona de la Línea de La Concepción.

En la denuncia, el Ministerio ha expuesto que la semana pasada un remolcador procedente de Gibraltar arrojó al mar estos bloques de hormigón, sin ningún tipo de autorización, lo que puede suponer el incumplimiento de varias normas medioambientales y que, a consecuencia de estos vertidos, se han visto afectadas "la totalidad de las modalidades y especies habituales de la flota, tanto de Algeciras como de la Línea de la Concepción".

Para el departamento que dirige Arias Cañete, la colocación de estos bloques de hormigón imposibilita el desarrollo de la actividad marisquera española tradicional en la zona, y dificulta la pesca de cerco, puesto que los artes pueden dañarse con los módulos de hormigón.

Protestas de los marineros

El Gobierno español añade que estas operaciones se realizaron desde una plataforma flotante, con ayuda de un remolcador y escoltadas "en todo momento por medios marítimos pertenecientes a los distintos cuerpos policiales y militares de la colonia de Gibraltar". España ha prohibido finlamente este martes la entrada en Gibraltar a varios camiones cargados de hormigón.

Los marineros creen que la escalada de tensión que se está viviendo "puede acabar mal"Los marineros de la Bahía de Algeciras (Cádiz) han pedido al Gobierno de Gibraltar, a través de un escrito, que "retire los bloques de hormigón". El patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea, Leoncio Fernández, ha señalado que "esto está cada vez peor" y, por ello, espera que "Gibraltar retire los bloques de hormigón" que han "perjudicado notablemente las tareas de pesca" de los barcos que acuden a faenar a las aguas que rodean el Peñón.

Fernández entiende que la escalada de tensión que se está viviendo en los últimos días "puede acabar mal", aunque por ahora la situación no ha ido a mayores.