Más penas de muerte
El ex jefe del tribunal revolucionario iraquí Awad Al Bandar y el hermanastro de Sadam Husein, Barzan al Tikriti. EFE

Bagdad anunció ayer que hoy pueden ser ejecutados el hermanastro de Sadam Husein, Barzan al Tikriti, jefe de los servicios secretos durente la masacre de Duyail, y Awad Hamad al Bandar, quien fue el jefe del tribunal que condenó a los 148 chiíes del pueblo a muerte. Ambos conocieron su sentencia a la pena máxima el mismo día que el tribunal anunció la condena a muerte en la horca de Sadam.

El que fuera número dos del régimen de Sadam Husein, el suní Ezat Al-Duri, se ha comprometido a seguir "el mismo camino" del ex dictador, y responsabilizó a Estados Unidos, Reino Unido, Israel e Irán de su ejecución el pasado sábado en la horca.

Al-Duri, al que las tropas de EEUU y el actual Gobierno iraquí acusan de dirigir la insurgencia, hizo esta declaración en un mensaje escrito, difundido en internet, y publicado por el diario árabe internacional Al Hayat.

A quienes luchaban por Sadam, les dijo que Sadam ha terminado su papel y ahora es un mártir.

"A quienes luchaban por Sadam, les digo que Sadam ha terminado su papel y ahora es un mártir. A aquéllos que luchan por la nación, su unidad y libertad, les digo que la nación todavía está con vida" dijo Al Duri en su misiva.

La ONU pide que no sean ejecutados

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, ha pedido a las autoridades iraquíes que no ejecuten a Barzan al Tikriti, hermanastro de Sadam Husein, y a otro de sus asesores, Auad Al Bandar, acusados, al igual que el ex presidente, de crímenes contra la humanidad.

Arbour apeló en Nueva York directamente al presidente iraquí, Yalal Talabani, para que no se lleven a cabo las condenas a muerte. El nuevo secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, apoyó según la ONU esta petición.

En busca y captura

Al-Duri, por cuya captura EEUU ofrece 25 millones de dólares, era vicepresidente del Consejo del Mando de la Revolución, la máxima institución del poder durante el derrocado régimen, y se encuentra en paradero desconocido desde la caída del Gobierno de Sadam, en abril de 2003.

En su mensaje, con el título "servidor de la Yihad (guerra santa) y los muyahidín (combatientes santos)", Al-Duri lamenta la muerte de Sadam y le describe como "fiel".

"Expreso mi pésame con mucha pena y tristeza por mi hermano y colega, uno de los históricos líderes de la Nación (árabe) que fue asesinado a manos de los criminales de la administración estadounidense, Gran Bretaña, Irán y los sionistas (Israel)", agrega en el texto.

La mano derecha de Sadam

El que era la mano derecha de Sadam insistió en que éste "permanecerá vivo en la lista de los líderes eternos, como Salahedin (Saladino) y Gamal Abdel Naser (el ex presidente panarabista de Egipto), entre otros destacado líderes islámicos".

El pasado 30 de diciembre, un día después de la ejecución del ex dictador de Irak, el ya disuelto partido Baaz anunció en un comunicado la elección de Al-Duri como su nuevo líder, jefe de Estado y comandante supremo de las también disueltas Fuerzas Armadas, en sucesión de Sadam.

Encuesta

¿Merecía Sadam la pena de muerte?

41,43 % (3955 votos)
No
58,57 % (5591 votos)