Familia de Mohamed Morsi
Los hijos del depuesto presidente egipcio Mohamed Morsi en una rueda de prensa anunciando que tomarán medidas legales por el secuestro de su padre. EFE

La familia de Mohamed Morsi anunció este lunes que va a tomar medidas legales, por el "secuestro" del depuesto presidente egipcio, contra el jefe de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah al Sisi, tanto dentro como fuera del país.

Familiares del derrocado mandatario hicieron el anuncio en una rueda de prensa en la sede del Sindicato de Ingenieros en El Cairo, informaron los Hermanos Musulmanes en su página web.

Su retención va en contra de todos los derechos humanos

"Morsi es el presidente legítimo de Egipto y su retención va en contra de los derechos humanos y de todas las libertades", dijo Osama Mohamed Morsi, hijo del depuesto mandatario.

El pasado 3 de julio, las Fuerzas Armadas dieron un golpe de estado y derrocaron a Morsi, que desde entonces se encuentra retenido por los militares.

Osama afirmó que el "secuestro" de su padre es un crimen horrible para Egipto.

"Advertimos a Al Sisi y a los golpistas contra cualquier daño a la persona del presidente legítimo, que disfruta de buena salud y no está enfermo como se dice", agregó.

El hijo de Morsi explicó que es el abogado de su padre desde hace años y que no ha sido capaz de comunicarse con él desde que fue depuesto por el Ejército.

Los Hermanos Musulmanes, grupo al que perteneció Mursi hasta que accedió a la Presidencia, han convocado para este mismo lunes varias marchas en distintas plazas del país y una protesta frente la oficina del nuevo fiscal general, Hisham Barakat, para protestar contra su nombramiento.

La UE pide a Egipto liberar a Morsi

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea instaron a las autoridades interinas de Egipto a liberar a su presidente derrocado Mohamed Morsi, así como a todos los prisioneros políticos.

La UE pide libertad para Morsi y todos los prisioneros políticos

"Las prioridades claves de Egipto deben ser el proceso de redactar una Constitución de manera inclusiva y democrática, unas elecciones libres y justas, el fin de las detenciones por motivos políticos y la liberación de todos los detenidos políticos, incluyendo a Mohamed Morsi", destacaron en una declaración  aprobada en su reunión de Bruselas.

También consideraron como prioridad que las autoridades egipcias respeten completamente los derechos humanos y libertades fundamentales de todos los ciudadanos, incluidos los derechos de las mujeres y de los miembros de comunidades religiosas.