Insultos entre los manifestantes
Manifestantes de las dos manifestaciones del centro de Madrid se enzarzaron en una discusión (PABLO SABATÉ). PABLO SABATÉ

Cientos de personas se han concentrado en la Puerta del Sol de Madrid, convocadas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), en protesta por el atentado de ETA de ayer, en el que colocó una furgoneta bomba en el aeropuerto de Barajas.

En la manifestación han participado destacados dirigentes del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, entre ellos el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, que venía de la manifestación ante el Ayuntamiento, y los dos vicepresidentes del gobierno autonómico, Ignacio González y Alfredo Prada.

Allí se unieron al portavoz de Justicia del PP, Ignacio Astarloa y a otros cargos, como el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, o el consejero de empleo de la Comunidad, Juan José Güemes.

Varios manifestantes se enzarzaron en una agria discusión. Unos venían de la concentración de la AVT. Otros, de la del Ayuntamiento

Tras la conclusión del acto, numerosos asistentes se enzarzaron en una agria discusión con participantes en la manifestación que se desarrolló pocos metros más allá de la Puerta del Sol, en la plaza del Ayuntamiento.

Según relata el lector Pablo Sabaté, los manifestantes procedentes de la AVT se cruzaron con los que estuvieron en la plaza de la Villa en la calle Mayor, y discutieron acerca del proceso de paz y la política antiterrorista del Gobierno.

Los periodistas, atacados

Al concluir la concentración, algunos manifestantes han intentado agredir a una periodista de TVE, que ha tenido que ser escoltada por la Policía.

Estas son las imágenes del altercado, grabadas en la calle Mayor por la periodista y blogger Rosa Jiménez Cano, en las que se ve, al fondo, a miembros de la Policía Nacional escoltando a la periodista.

Periodistas de Radio Nacional han recibido también "insultos o escupitajos".

Los manifestantes llamaron a la periodista y a la televisión pública "sinvergüenzas" y "manipuladores".

Tras la manifestación, varios grupos de manifestantes se dirigieron a la sede del PSOE, en la calle Ferraz, para pedir la dimisión del presidente del Gobierno.

La manifestación de los pitos

Escupitajos e insultos contra los periodistas, al grito de "manipuladores"

En la manifestación de la Puerta del Sol se escucharon gritos de todo tipo, como "Zapatero al trullo o al loquero", "Zapatero dimisión", "ETA culpable, gobierno responsable", "PSOE atiende, España no se vende", "Todos a una, puta Batasuna" o "Con asesinos no se negocia".

La mayoría de manifestantes llevaban silbatos con los que convirtieron el acto en todo lo contrario a lo pretendido por la Federación de Municipios, que convocaba para esa misma hora manifestaciones en toda España.

Los gritos contra el Gobierno, muy especialmente contra el presidente, ganaban por goleada a las proclamas específicamente contra ETA u Otegi.

A las 12 del mediodía, mientras sonaban las campanadas que por la noche recibirán el 2007, algunos de los participantes gritaban "cobarde" con cada campanazo.

Tres minutos de silencio que se interrumpieron nada más comenzar

Cuando el periodista José Antonio Tirado comenzó hablar, trató de pedir tres minutos de silencio en señal de duelo, algunos participantes comenzaron a corear "viva España" o "arriba España" mientras otros trataban de rezar un padrenuestro.

Cientos de personas portaron pancartas de manifestaciones en contra del Gobierno por el 11-M. En algunas, se acusaba al presidente del Gobierno de "cómplice" y de "asesino".

En su intervención, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, exigió al presidente del Gobierno que no se negocie "nuca más" con los "asesinos", y pidió una "ruptura real" de las negociaciones, y no sólo una suspensión.

Además, Alcaraz preguntó "qué le debe Zapatero a ETA", a lo que algunos manifestantes respondían "el Gobierno". Para Alcaraz, "la única voluntad de ETA" es matar".

Alcaraz se pregunta qué le debe a ETA el presidente del Gobierno

"Deberíamos poner una bandera de España en el balcón con un crespón negro"

Los asistentes se mostraban indignados, sobre todo con Zapatero y el Gobierno. En su mayoría eran personas de mediana edad, pero había muchos ancianos, como Antonio, que recordaba que "la Guerra Civil comenzó cuando yo tenía nueve años".

Antonio lamenta que hasta ahora "no recordaba una división en bandos así" y aseguró que "no puedo permitir que se rompa así a España".

Un grupo de jóvenes permanecía, tranquilo y sin pancartas, frente al reloj de las campanadas que en unas horas volverán a ver, con motivos muy distintos. Para uno de ellos, "es incomprensible que el robo de armas y el descubrimiento de zulos no sea ningún problema y que ahora pase esto, no cuadra".

Los manifestantes, en su mayoría de mediana edad o ancianos, están convencidos de que Zapatero miente a la ciudadanía

Al ser preguntados por el motivo de tantas pancartas por el 11-M, son claros: "todo está relacionado, se trata de las mismas mentiras, de la misma información que Zapatero se guarda. Zapatero debería hablar claro de una vez".

Cerca de allí, una mujer con cara apesadumbrada le decía al que parecía ser su marido: "creo que deberíamos poner una bandera de España en el balcón, con un crespón negro".

Manifestaciones ante todos los ayuntamientos de España

Barcelona | Medio millar de personas guardaron un minuto de silencio ante las puertas del Ayuntamiento de la ciudad condal.

Después, algunos de los participantes discreparon a gritos sobre si el Gobierno de Zapatero debe romper o no totalmente el diálogo con ETA tras el atentado de ayer.

Entre los asistentes en la plaza de San Jaume se encontraban el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el conseller de Interior y presidente de ICV, Joan Saura; la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre; la concejal de ERC, Pilar Vallugera; el presidente del PP municipal, Alberto Fernández Díaz; o el presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Terrorismo, Roberto Manrique, entre otros.

Madrid. En la plaza de la Villa se concentraron numerosos ciudadanos, apoyados por políticos de varios partidos. José Blanco, secretario de organización del PSOE, participó en una manifestación en la que también estuvo Rafael Simancas, responsable del PSOE en la comunidad de Madrid, el alcalde Ruiz Gallardón, el candidato del PSOE Miguel Sebastián o la portavoz de IU Inés Sabanés.

Blanco hecha en falta el apoyo del PP, pero es claro: "no hay diálogo con violencia y si no hay diálogo no hay proceso"

José Blanco declaró que espera el apoyo de todos los partidos para "acabar con el terrorismo" pero aseguró que en su partido han echado en falta "el apoyo del PP".

Para Blanco, "no hay diálogo con violencia y si no hay diálogo no hay proceso".

San Sebastián | El alcalde, Odón Elorza, presidió una concentración convocada por la Junta de Portavoces del Ayuntamiento, en la que estuvieron presentes muchos otros políticos, como Josu Jon Imaz, Joseba Egibar o Patxi Baztarrika (PNV), Miguel Buen (PSE-EE), Antton Karrera (EB), María José Usandizaga y Borja Sémper (PP), la presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa, Leire Ereño, la directora de la oficina de victimas del Terrorismo del Gobierno vasco, Maixabel Lasa, o el Ararteko Iñigo Lamarca.

Sevilla. Acudieron 300 personas. Entre los políticos, el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, la consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, la portavoz del PA en el Parlamento andaluz, Pilar González, y varios concejales del ayuntamiento de Sevilla participaron en esta concentración silenciosa que culminó con gritos.

Encuesta

Tras el atentado... ¿Debe el Gobierno renunciar al diálogo con ETA?

74,29 % (7408 votos)
No
21,32 % (2126 votos)
No sé
4,39 % (438 votos)