Agentes de la Guardia Civil han localizado el cadáver de un bebé en el interior de un congelador en una vivienda de la localidad tinerfeña de Arona, según informaron a fuentes del Instituto Armado.

El equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas y de Santa Cruz de Tenerife ha detenido sobre las 00.30 horas de este sábado a M.G.F., madre del bebé.

Según informa la Benemérita, la mujer, de 33 años y que está acusada de un delito de homicidio, ha manifestado que dio a luz en el interior del domicilio, sola, de noche y que desconoce si el bebé nació vivo o muerto.

El hallazgo se produjo en una vivienda del barrio de La Camella después de que se recibiera, sobre las 18.55 horas (hora canaria), el aviso de un sobrino del propietario de la vivienda, que había localizado lo que parecían unos restos humanos.

Los agentes de la Guardia Civil que se personaron en el lugar comprobaron que efectivamente en el interior del congelador se encontraba el cadáver de una bebé que todavía conservaba el cordón umbilical. La vivienda donde se localizó el cadáver había estado alquilada previamente, aunque ahora no lo estaba.

El juez de guardia ha ordenado el levantamiento del cadáver y será la autopsia la que ayude a determinar las circunstancias de la muerte del bebé.