Estación Sagrera
La ministra de Fomento, Ana Pastor, junto al alcalde de Barcelona, Xavier Trias. Josep Ramon Torné/ACN

La futura estación intermodal de la Sagrera costará 150 millones de euros menos de lo presupuestado inicialmente. El Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña y el Ministerio de Fomento han firmado este miércoles un convenio para rebajar de 800 a 650 el coste final y para incluir un inversor privado que dé viabilidad al proyecto.

Durante la firma del acuerdo, el alcalde Xavier Trias ha asegurado que el protocolo desencalla "un proyecto ambicioso, pero solvente y económicamente viable", que estaba "en riesgo de quedar totalmente paralizado" por la situación presupuestaria de las administraciones públicas.

"En política no se debe prometer y no hacer [...] y no se debe maltratar el bolsillo de los ciudadanos", ha afirmado la ministra, quien ha defendido "inversiones que generen retorno planteadas desde el realismo" en detrimento de "obras faraónicas que ahora hay que lamentar".

Igual que Trias, la ministra de Fomento, Ana Pastor, y el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, se han felicitado por el acuerdo que desbloquea un importante proyecto para la ciudad y su área metropolitana pese a las dificultades económicas actuales.

Sin embargo, las obras siguen al ralentí y acabarán "tan pronto como sea posible", ha indicado el alcalde, aunque difícilmente será en 2016 como estaba previsto. En cualquier caso, el consistorio espera que el acuerdo y la implicación de un inversor privado impulsen los trabajos y, consecuentemente, toda la zona, pendiente de la construcción de la estación.

Reducción de costes

El acuerdo incorpora "criterios de rigor y austeridad que siempre deben estar presentes", en palabras de Vila, al proyecto de la estación que permitirán abaratar algunos costes y suprimir elementos prescindibles sin afectar al diseño básico ni a la funcionalidad de la instalación.

Por ejemplo, no se construirán una tercera parte de los 180.000 metros cuadrados proyectados inicialmente, como el edificio número 6, que debía erigirse sobre la estación por lo que no se podía vender y "siempre había estorbado", según fuentes municipales. Además, parte de las plazas de aparcamiento no se materializarán en un primer momento aunque se reservará el espacio.

Tampoco se colocará la cubierta ornamental del vestíbulo de la alta velocidad con el que se quería dar continuidad al parque, ni se construirá la quinta vía del AVE más corta diseñada para casos excepcionales. Esto último permitirá ganar profundidad al edificio superior y superficie comercial por lo que, finalmente, será equiparable a la Illa Diagonal.

Inversor privado

El año pasado, la estación estaba presupuestada en 820 millones de euros, de los que 255 correspondían a la disposición adicional tercera del Estatuto; 161, a Adif y los 414 restantes, a las plusvalías que iban a conseguirse con la venta de terrenos y pisos.

Sin embargo, a principios de este año Adif comunicó que no disponía del dinero que había comprometido y la crisis redujo la cantidad que se podía esperar de las plusvalías, por lo que Fomento propuso realizar una nueva estación con 255 millones, cantidad que el Ayuntamiento consideró insuficiente.

Adif concesionará 6.000 metros2 de superficie comercial 60 años por unos 300 millones de eurosEs por eso que el consistorio barcelonés propuso implicar en la construcción a un inversor patrimonial en lugar de alquilar espacios comerciales una vez se hayan construido. Ahora, tras seis meses de negociaciones, ha conseguido convencer a Adif para concesione 6.000 metros cuadrados de superficie comercial de la estación durante 60 años a cambio de invertir entre 300 y 350 millones de euros.

Se trata de una concesión larga para la operación sea rentable para el inversor privado, según han explicado desde el consistorio. La futura estación intermodal de la Sagrera contará con 30 millones de viajeros cuando sea inaugurada y pasarán 20 años antes de llegar a los 100 millones de pasajeros anuales previstos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.