La Diputación de Córdoba ha recibido este lunes con un desayuno en el Patio Blanco del Palacio de la Merced a algunos de los niños y niñas saharauis participantes en el programa de 'Vacaciones en Paz', que organiza desde 1994 la Asociación Cordobesa Amigos de los Niños Saharauis (Acansa).

Esta iniciativa, que este año ha conseguido que se hospeden con familias cordobesas hasta 125 niños, tiene por objeto que niños procedentes del Sáhara convivan durante los meses de julio y agosto con familias de la provincia, evitando las sofocantes temperaturas de los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) durante la época estival.

La delegada de Cooperación Internacional de la institución provincial, Pilar Gracia, ha agradecido a las familias su colaboración en este proyecto solidario y ha destacado el hecho de que "este año son numerosas las familias que por primera vez acogen a un niño", por lo que les ha "deseado lo mejor en esta andadura", ya que entre las familias cordobesas y los niños "se va a crear un vínculo muy especial".

Por su parte, el presidente de Acansa, Arturo Falcón, ha dicho que su agradecimiento "se dirige, especialmente, a todas las familias de acogida", ya que "sin ellas nuestro proyecto no sería posible" y "este año hemos conseguido mantener el número de niños de años anteriores e incluso han venido dos niños más que el pasado", lo que prueba que "la solidaridad del pueblo cordobés" en un proyecto que cuenta con la colaboración de la Diputación y del Ayuntamiento de Córdoba, de la Fundación CajaSur y de la Clínica Oftalmológica La Arruzafa.

En la subdelegación

Por otro lado, este mismo lunes, una quincena de los 125 niños saharauis que pasarán este verano entre familias cordobesas han visitado también la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, donde han sido recibidos por el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, que les ha deseado una agradable estancia en la provincia.

De igual forma, Primo Jurado les ha agradecido a los padres de acogida la labor que realizan, al permitir a estos menores que pasen unas vacaciones en sus casas, convirtiéndolos en uno más de sus familias. Precisamente, se les ha hecho entrega a los niños saharauis de material escolar para que puedan expresar por escrito sus vivencias durante estos dos meses de estancia en la provincia cordobesa.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.