El portavoz del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño, Domingo Dorado, ha criticado este lunes la actitud "partidista" del presidente del pleno, Rodolfo Rubio, al tiempo que ha reclamado a la alcaldesa de la ciudad, Cuca Gamarra, que "se cambie el tono" de las intervenciones de los concejales populares en las sesiones.

En rueda de prensa, Dorado ha explicado que "el PSOE ha intentado mitigar el tono en los plenos para buscar los acuerdos necesarios que beneficien a la ciudad".

Ha aclarado que, en cuanto a la parte resolutiva de estas sesiones, el debate entre los dos grupos municipales "es sereno" y aportan cada uno de ellos su opinión "respetándose mutuamente". Sin embargo, la situación cambia cuando llega el espacio dedicado a las mociones presentadas por el PSOE.

"El presidente del pleno no actúa como tal y manifiesta un partidismo que no procede porque no cumple con sus funciones de mantener el orden, controlar los tiempos de intervención, moderar y no posicionarse", ha criticado.

Ha puesto como ejemplo que Rubio "no llama al orden a los concejales del PP que han realizado alusiones a familiares de los ediles socialistas o cuando han arremetido contra ellos cuestionando la educación que han dado a sus hijos o la religión que profesan".

Además, Dorado ha censurado que, mientras a los representantes del PSOE se les obliga a cumplir con los tiempos establecidos para intervenir, el presidente del pleno "no actúa del mismo modo con sus compañeros del Grupo del PP".

De esta manera, "en el último pleno permitió que Javier Merino interviniera en la contestación a la moción socialista sobre Vivienda durante 11 minutos sin que se le cortara, excediéndose en 6 minutos del tiempo máximo establecido". Asimismo, Rodolfo Rubio "no le llamó ni una sola vez la atención al portavoz del PP y le pidió retomar el tema a pesar de que estuvo durante más de 7 minutos descalificando a los concejales".

Por otro lado, ha especificado que Rodolfo Rubio "no cumple con su papel de ser imparcial en los plenos". Es el caso que se vivió en la reprobación que pidió el PSOE de la concejala y diputada nacional del Partido Popular, Concha Bravo, a quien antes de levantar la sesión le animó a seguir trabajando por la ciudad.

"El presidente del Pleno debe mantenerse al margen y ser imparcial. Cuando el PP pidió mi reprobación, Rodolfo Rubio no hizo ningún comentario. Tiene doble vara de medir e incumple con sus funciones al posicionarse a favor del Partido Popular e incumpliendo el principio de imparcialidad que debe regirle", ha denunciado.

CRISPACIÓN.

Por otro lado, ha señalado que la alcaldesa también es en parte culpable de la crispación que se vive en las sesiones. "Sigue manteniéndose en su papel de portavoz del Partido Popular en la oposición y no interviene como alcaldesa y máxima representante de Logroño", ha explicado.

Asimismo, ha destacado que Gamarra se caracteriza por no prepararse los plenos, ante lo que ha argumentado que, "en su intervención del pasado jueves sobre el Plan de Infraestructuras estuvo durante tres minutos criticando que el PSOE no votaría a favor de dicho Plan, cuando en la intervención anterior ya habíamos aclarado que sí lo haríamos por el bien de la ciudad".

Por último, el portavoz socialista ha mostrado su malestar por las actuaciones que Javier Merino protagoniza en los plenos "al limitarse a lanzar mítines políticos y centrar su oratoria en las burlas y descalificaciones a los concejales del PSOE".

"Por parte del Grupo Municipal Socialista continuaremos con una actitud constructiva, que esperamos imite el Partido Popular para que la crispación no esté presente en los Plenos y contribuyamos a desarrollar iniciativas que favorezcan a Logroño", ha finalizado Dorado, quien ha dicho que, de momento, no llevarán ninguna iniciativa al respecto, aunque sí abordarán el tema "en serio" en la próxima Junta de Portavoces.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.