Bankia ha negado este jueves que vaya a desalojar a diez familias de un edificio de viviendas en Santa Cruz de Tenerife como ha denunciado la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), lo que ha motivado que el consistorio active el protocolo antidesahucios y remita una comunicación a la entidad financiera.

Fuentes de Bankia consultadas por Europa Press han dicho que la entidad ni siquiera es propietaria del edificio, ya que hay un litigio judicial abierto con el promotor, y han destacado que la promoción está sin acabar, "sin puertas ni ventanas, luz, agua o cédula de habitabilidad".

"Son okupas, sin hipotecas abiertas con Bankia, y solo uno de ellos tiene una cuenta corriente pero prácticamente sin actividad, legalmente no es posible hacer un procedimiento de este tipo porque el edificio no es de Bankia", han sentenciado.