La Policía Foral ha imputado durante el mes de junio a 38 personas por diversos delitos relacionados con la seguridad vial cometidos en carreteras navarras. El 68% de ellas (26 conductores) superaban la tasa de alcohol permitida.

De estos 26 conductores, 13 triplicaron la tasa, dos la quintuplicaron y uno la sextuplicó. Este último es un vecino de Guipúzcoa, de 53 años, que circulaba por la Autopista de Navarra (AP-15) y sufrió una salida de vía, a la altura de Valtierra, tras perder el control de su camión, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El varón fue trasladado al Hospital Reina Sofía de Tudela y allí le realizó la Policía Foral las pruebas de detección de alcohol. Arrojó una tasa de 0,97 mg/l de aire espirado, cuando el máximo permitido para conductores profesionales es de 0,15 mg/l.

El resto de personas imputadas por delitos relacionados con la seguridad vial conducían con un permiso sin vigencia tras perder todos los puntos (5 de ellas), excedían gravemente la velocidad permitida (3), conducían con el carné retirado por decisión judicial (1), no habían obtenido nunca el permiso (1), se negaron a someterse a las pruebas de detección de alcohol (1) u originaron un grave riesgo para la circulación (1).

Consulta aquí más noticias de Navarra.