Las comarcas zamoranas de Aliste y Sanabria contarán desde finales del próximo mes de junio con once cámaras de videovigilancia que permitirán detectar focos de incendios en un perímetro de 100.000 hectáreas.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, ha presentado este jueves el centro de operaciones en la Delegación Territorial, desde donde se controlará la evolución de las cámaras, cinco de las cuales ya están en funcionamiento.

El objetivo, tal y como ha señalado Castro, es que a finales de junio estén operativas dos más, y el resto a finales de junio tras una inversión de unos 1,2 millones de euros.

El reto que se pretende conseguir con esta tecnología pionera y que ya funciona desde hace varios años en Soria es la de "prevenir, disuadir y mejorar la seguridad" de los operativos actuales, ya que Zamora es la provincia de la región que acumula un mayor número de incendios.

Control del fuego

Estas cámaras "complementarán" los 17 puestos de vigilancia actual, aunque han aclarado que no tienen definición como para captar a los posibles pirómanos.

"Es un sistema de detección térmica de incendios y controla los focos de calor. Capta imágenes a ocho kilómetros, con un radio de 360 grados y estará en funcionamiento las 24 horas del día", han apuntado los técnicos.

De este modo, se espera poder mejorar aún más la reacción de los servicios de extinción en el momento en el que se detecte un fuego en las comarcas alistana y sanabresa.

Consulta aquí más noticias de Zamora.