Lágrimas de alegría y banderas arcoíris en un día histórico para los gays en Estados Unidos

  • El Tribunal Supremo respalda el matrimonio gay en dos fallos históricos.
  • Parejas de todas las edades celebraron con besos y abrazos esta decisión.
  • El expresidente Bill Clinton y su mujer emitieron un comunicado conjunto para celebrarlo: "La discriminación nos perjudica a todos".
  • Sólo un sector republicano y católico lamenta los fallos; Bachmann, del 'Tea Party', asegura que "mermará el bienestar de los niños" en el país.
Michael Knaapen (i) y John Becker (d), una pareja gay de Washington DC, casados hace siete en Toronto, Canadá, se besan para celebrar la decisión del Tribunal Supremo de EE UU sobre la legalización del matrimonio gay.
Michael Knaapen (i) y John Becker (d), una pareja gay de Washington DC, casados hace siete en Toronto, Canadá, se besan para celebrar la decisión del Tribunal Supremo de EE UU sobre la legalización del matrimonio gay.
EFE

Las lágrimas y los vítores de alegría de cientos de personas en las escalinatas del Tribunal Supremo arroparon las dos sentencias históricas favorables a la comunidad homosexual en Estados Unidos. Frente a una marea de banderas arcoíris, los móviles comenzaron a dar las primeras noticias de que las parejas del mismo sexo deben ser reconocidas como iguales a nivel federal, según la resolución del máximo tribunal.

Esos mensajes se fueron traduciendo en gritos de júbilo, que se ampliaron cuando se conoció que la segunda sentencia pendiente, sobre la ley que prohíbe el matrimonio homosexual en California, también se inclina a favor de gays y lesbianas, lo que puede adelantar el principio del fin de proposiciones similares en éste y otros Estados de EE UU.

Pese al insistente sol y las altas temperaturas, parejas de todas las edades celebraron con besos y abrazos un día histórico para la comunidad gay de Estados Unidos. "Como hombre gay casado no puedo creer lo que estoy viviendo. Estar aquí hoy y leer en el friso del Supremo 'Justicia e igualdad bajo la ley' y ver que por fin es verdad para nosotros es emocionante", declaró a Efe Steven Baines.

Grupos religiosos, organizaciones de gays y lesbianas, parejas jóvenes y mayores se unieron a la celebración bajo lemas como "Igualdad para todos", "Yo también merezco poder divorciarme" o "Gracias Edie Windsor, nuestra héroe", en homenaje a la mujer que denunció ante el Supremo la ley DOMA, que define el matrimonio como la unión de hombre y mujer.

El expresidente Bill Clinton valoró ambas decisiones en un comunicado conjunto con su mujer Hillary Clinton. "El tribunal ha admitido que la discriminación a cualquier grupo nos perjudica a todos en nuestros esfuerzos por formar una unión más perfecta. También nos alienta que la igualdad de matrimonios pueda volver pronto a California", señalaron.

Nueva York celebra el fallo

Políticos y activistas de Nueva York celebraron el fallo. "La histórica decisión del Supremo nos permite dar otro paso al frente que nos acerca cada vez más a la plena igualdad", escribió en Twitter el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, poco después de que se conociera el fallo. Bloomberg, defensor del matrimonio entre personas del mismo sexo durante la campaña para la legalización de esas uniones en el Estado de Nueva York hace dos años, dijo que el avance hacia la igualdad "puede ser lento", pero advirtió que es "imposible de frenar".

Un sector republicano lo lamenta

Líderes republicanos como el congresista John Boehner o el senador Marco Rubio lamentaron los fallos del Tribunal Supremo, mientras que la congregación de obispos del país tachó las decisiones de "trágicas". El líder de la mayoría republicana en la Cámara Baja, John Boehner, sí expresó en un comunicado su decepción sobre el veredicto que declaró inconstitucional la ley DOMA, que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer". "Pese a que obviamente estoy decepcionado con el veredicto, siempre es crítico que protejamos nuestro sistema de equilibrio de poderes", dijo Boehner. "El público va a seguir desarrollando un debate robusto a nivel nacional, y mi esperanza es que los estados definirán el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer", agregó Boehner.

La congresista republicana Michele Bachmann, perteneciente al movimiento ultraconservador "Tea Party", consideró que la decisión sobre DOMA "mermará el bienestar de los niños y el de EE UU". "El matrimonio se creó por la mano de Dios. Ningún hombre, ni siquiera un Tribunal Supremo, puede deshacer lo que un Dios sagrado ha instituido", indicó Bachmann.

La conferencia de obispos católicos de EE UU consideró por su parte que "es un día trágico para el matrimonio y el país", en un comunicado emitido por el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, y el arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone. "El Tribunal Supremo ha cometido una profunda injusticia con el pueblo estadounidense al acabar con parte de la ley DOMA", dijeron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento