'Titanic'
Leonardo DiCaprio y Kate Winslet se dieron uno de los besos más recordados de los últimos años en la proa del Titanic (1997). ARCHIVO

El director de cine hongkonés John Woo, famoso por películas de acción como Misión Imposible 2, Cara a caraBroken Arrow: alarma nuclear, emulará a la película Titanic, de James Cameron, llevando al cine otro histórico naufragio de un barco de pasajeros chino que también combinará la épica con un romance a bordo.

Woo, quien en los últimos años ha destacado por superproducciones chinas, comenzará en julio el rodaje de esta nueva película, titulada The Crossing (El paso), señalaron responsables de financiación del filme citados por la agencia de noticias oficial china, Xinhua.

'Titanic' es una de las películas más taquilleras de la historia de los cines chinos; su versión en 3D fue más rentable en el país asiático que en EE.UU. La célebre actriz Zhang Ziyi (Tigre y Dragón, Memorias de una Geisha) protagonizará la película, que también contará con una de las actrices más populares actualmente en Corea del Sur, Song Hye-kyo.

The Crossing recuperará la historia del vapor de pasajeros 'Taiping', que el 27 de enero de 1949 se hundió entre China y la isla de Taiwán, en un accidente en el que murieron 1.500 personas, muchos de ellos refugiados que huían de la guerra civil entre comunistas y nacionalistas del Kuomintang.

El buque, cuya capacidad máxima autorizada era 580 pasajeros, cruzaba el estrecho de Formosa con las luces apagadas —por temor a bombardeos o ataques de navíos de guerra— cuando chocó con un carguero, en su trayecto entre la ciudad china de Shanghái y la taiwanesa de Keelung.

John Woo es uno de los directores más exitosos del cine de acción de Hong Kong, que despuntó en los años 70 y 80 y sirvió de posterior inspiración a directores estadounidenses como Quentin Tarantino o Robert Rodríguez.

La película Titanic es una de las más taquilleras de la historia de los cines chinos; su versión en 3D, el pasado año, fue más rentable en el país asiático que en EE.UU..

Casualmente en China el magnate australiano Clive Palmer construye una réplica lo más exacta posible del famoso barco hundido en 1912, un Titanic II de 270 metros de eslora, 53 metros de altura y 40.000 toneladas de peso, que tiene previsto realizar su primer trayecto en 2016 entre Southampton y New York.