Vladimir Putin
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, gesticula durante una rueda de prensa. EFE/Matt Dunham

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha rechazado la idea que ha lanzado este miércoles el presidente de EE UU, Barack Obama, en Berlín sobre una reducción de las armas nucleares de ambas potencias en un tercio del total. "No podemos permitir que se altere el equilibrio del sistema de disuasión estratégica o que se reduzca la eficacia de nuestras fuerzas nucleares", ha contestado.

Durante una sesión gubernamental sobre el desarrollo de la industria de defensa espacial en la ciudad de San Petersburgo, Putin ha dicho que "la creación de una defensa militar-espacial será en el futuro una de las principales líneas de la industria militar". Ese sistema de defensa espacial "es lo que protege el territorio de un posible ataque aéreo o espacial", destacó.

Putin aboga por conservar la paridad nuclear con EEUU al considerarlo un elemento de estabilidadEl jefe del Kremlin advirtió que algunos países desarrollan activamente armas de alta precisión, que por su potencial ofensivo pueden equipararse al armamento estratégico. Y llamó al sector a tener en cuenta las nuevas tendencias mundiales, como la posibilidad de un ataque cuyo objetivo sea desarmar a potencias nucleares.

Putin ha señalado en muchas ocasiones que Rusia no renunciará a su arsenal nuclear hasta que disponga de armamento sofisticado que cumpla la misma función, además de abogar por conservar la paridad nuclear con EEUU al considerarlo un elemento de estabilidad internacional. "Que nadie se haga ilusiones al respecto. Sólo renunciaremos a las armas nucleares cuando dispongamos de armamento similar y ni un día antes", aseguró en 2012.

Tratado de desarme

El Kremlin reconoció este miércoles que Obama informó a Putin de sus iniciativas de desarme estratégico durante la reciente cumbre del G-8 celebrada el lunes y martes en Irlanda del Norte. Al respecto, el asesor del Kremlin, Yuri Ushakov, explicó que Moscú propone involucrar a otros países en el plan del presidente norteamericano de reducir las armas nucleares en todo el mundo.

"Hay que involucrar a otros países que poseen armas atómicas en el proceso de reducción de potenciales nucleares", dijo. Ushakov explicó que, "ahora, la situación no es la misma que en los años 60 y 70 cuando sólo EEUU y la Unión Soviética entablaban negociaciones para el recorte de sus arsenales nucleares". Por ello, agregó: "Hay que incrementar el grupo de posibles participantes en los contactos en ese ámbito".

Hay que involucrar a otros países que poseen armas atómicas en el proceso de reducción de potenciales nuclearesObama dijo en Berlín que EEUU quiere rebajar el número de cabezas atómicas estratégicas de las dos mayores potencias nucleares de las actuales 1.550 a algo más de 1.000 unidades. En abril de 2010 Obama y el entonces presidente ruso, Dmitri Medvédev, firmaron en Praga el nuevo tratado de desarme nuclear START, destinado a mantener la paridad nuclear entre ambas potencias antagonistas durante la Guerra Fría.

El documento obliga a reducir en un 30% el número de cargas nucleares, hasta 1.550 por país, y limita a 800 el de vectores estratégicos, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos. Rusia ha amenazado con una nueva carrera armamentista a EEUU si éste sigue adelante con sus planes de desplegar un escudo antimisiles en Europa, que Moscú considera que amenaza su seguridad al minar su potencial estratégico.

Putin ha aprobado un programa de rearme hasta 2020, que concede prioridad a los submarinos nucleares, la aviación estratégica y los misiles intercontinentales, la tríada nuclear rusa, para garantizar la seguridad nacional y la integridad territorial.