La Real Academia Conquense de Artes y Letras de Cuenca (RACAL) se ha dirigido a los responsables del Ayuntamiento y a la Comisión Provincial del Patrimonio Histórico expresando su disconformidad con la reciente colocación de una placa de cerámica junto a la fachada principal del Convento de las Franciscanas de la Puerta de Valencia, azulejo que fue bendecido el pasado Sábado Santo por iniciativa de la Cofradía Nuestra Señora de las Angustias.

En un comunicado, la RACAL considera que "este azulejo le hace flaco favor a la belleza arquitectónica y calidad artística de este edificio histórico erigido en la primera mitad del siglo XVI".

"En los últimos años se viene observando en bastantes fachadas de edificios del casco histórico de la ciudad una curiosa proliferación de imágenes religiosas pintadas sobre azulejos cerámicos vinculadas, en apariencia, con las celebraciones de la Semana Santa", han añadido.

En este sentido la RACAL asegura que "no termina de entenderse ni su sentido ni tampoco su oportunidad, pero lo que más choca es la escasa calidad artística de la mayoría de ellas que, por lo general, contrastan vivamente por su vulgaridad con la austeridad de las fachadas de los edificios en las que se colocan".

Defensa desde la cofradía

Por su parte, desde la Cofradía Nuetra Señora de las Angustias han manifestado que "respecto a la pomposa alocución" de la RACAL hay que matizar que "se trata de una obra realizada por Alicia Guerrera, ceramista destacada y reconocida en Málaga".

En este sentido, han explicado que "para la ubicación de la pieza se tuvo en cuenta la opinión y previa autorización de las únicas propietarias del citado convento de la Concepción Franciscana, quienes les aconsejaron sobre su colación".

En cuanto a la valoración de la placa han asegurado que "no deja de ser una valoración personal de los componentes de la RACAL que probablemente se erigen en guardianes de las esencias de la cultura y el arte de la ciudad de Cuenca, pero no deja de ser una opinión".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.