El Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha anunciado este miércoles una "posible investigación de las causas o circunstancias" que han rodeado lo que ha calificado como "desgraciado incidente", la imputación de transmisiones de inmuebles a la infanta Cristina como consecuencia de que la información que recibió la Agencia Tributaria estaba atribuida a un DNI que coincide con el de doña Cristina.

A preguntas de los periodistas en Melilla, donde participa en unas jornadas de Derecho, el representante del Ministerio Público ha manifestado que "pocos comentarios" puede hacer. "Ya dije en su momento que examinaríamos el alcance del informe que se había remitido y parece evidente por los comunicados, primero de la Agencia Tributaria y el que acaba de hacer el señor Montoro, que se ha debido a un desgraciado error del que no estamos exentos".

Eduardo Torres-Dulce ha declarado que "lo importante es que primero se reconozca el alcance del error y que se pongan los medios suficientes para que no vuelva a repetirse de cara al futuro".

Sin embargo, ha anunciado que "dicho eso, pues dejaremos cerrado ese capítulo con independencia de la posible investigación de las causas o circunstancias que hayan rodeado este desgraciado incidente".

Sobre la posibilidad de que sea la propia Fiscalía la que tome parte para ver dónde ha venido este fallo sobre los datos que se remitieron al juez José Castro, instructor del caso Nóos, sobre los trece inmuebles y fincas que habría vendido la infanta son los que figuran en su base de datos, ha manifestado que "una vez que ese forme ha quedado claro que no tiene ningún contenido real respecto del objeto de la investigación en el proceso penal que se está siguiendo en el juzgado de Palma, nosotros ya no tenemos nada más que hacer".