La exposición "Asociaciones vecinales: haciendo Zaragoza" recoge los 35 años de la evolución de la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza (FABZ), desde el surgimiento de las primeras asociaciones vecinales, y que se recoge a través de más de 300 documentos y diversos objetos.

La muestra se puede visitar en el Centro de Historias de Zaragoza y permanecerá abierta desde este jueves, 20 de junio, hasta el 15 de septiembre.

El consejero municipal de Cultura, Educación y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, ha explicado que esta exposición "se puede hacer un repaso a la historia misma de la ciudad y de la FABZ", que para "muchas generaciones es desconocida así como el papel indispensable que ha jugado esta Federación".

A su parecer, el Centro de Historias "encaja perfectamente" para acoger esta muestra y ha alabado la decisión de dar a conocer esta evolución porque "la dispersión conduce a la inacción".

El presidente de la FABZ, Félix Moreno, ha destacado que la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos "ha sido el fin de la lucha de los movimientos vecinales" desde que comienzan a surgir a finales de los años 60 con la denominación de Asociaciones de Cabezas de Familia y que tras extenderse por todos los barrios se fueron transformando en Asociaciones de Vecinos.

Moreno también ha incidido en la "capacidad de adaptación" a la realidad cambiante del movimiento vecinal exigiendo derechos políticos y civiles.

Ocho bloques

El coordinador de la exposición, José Carlos Monteagudo, ha relatado que la exposición se estructura en ocho bloques y comienza con el origen del movimiento vecinal cuando las primeras reivindicaciones afectaban a aspecto que "hoy nos parecen básicos" como la necesidad de pavimentar las calzadas. También se hace mención a la exigencia de contar con ayuntamiento democráticos.

El segundo bloque se dedica a la movilidad, uno de los aspectos más característicos y sensibles de las exigencias del movimiento vecinal, ha apuntado Monteagudo para añadir que también se hacen guiños al tranvía y cómo la evolución hace que "pasemos de hablar de tráfico a decir movilidad".

El urbanismo es otro bloque en el que el visitante conocerá el "dinamismo" de Zaragoza y curiosidades como la presión vecinal que condujo a la supresión de las contribuciones especiales que obligaban a pagar por la urbanización de las calles.

En el ámbito de los parques se subraya el papel que ejercen para mejorar la calidad de vida de los barrios que habían crecido en aglomeración de calles y bloques de vivienda y los pocos espacios libres sobrantes se dedicaban a zona verde.

La integración también ha sido otro elemento característico de las asociaciones vecinales que en sus orígenes mostró un apoyo activo a las integración social de las mujeres, posteriormente con los jóvenes y luego con la población inmigrante.

'CINCOMARZADA'

En cuanto al medio ambiente se subraya la lucha vecinal por sacar las industrias siderúrgicas o químicas del casco urbano para trasladarlas a los polígonos y que comenzaban a crearse en los años setenta. Los barrios del Picarral y La Química eran los más afectados porque estas industrias además de contaminar suponían un peligro de accidentes y constituían un obstáculo para el desarrollo urbanístico.

La cultura y el ocio se recoge desde principios de los años 70 cuando surge el "despertar masivo de Zaragoza a una cultura abierta, libre, crítica y cosmopolita" ha indicado Monteagudo.

La 'Cincomarzada' tiene un apartado específico porque la recuperación de esta festividad local fue una de las primeras propuestas del primer secretariado de la FABZ.

Finalmente, la participación se ejemplifica en el repaso a las distintos números de la publicación de la FABZ 'La calle de todos' y también se hace mención a la reclamación de los presupuestos municipales participativos o la recuperación de la democracia real.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.