El responsable de la Unidad de Cirugía Plástica y Grandes Quemados del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, Tomás Gómez Cía, ha avanzado que el paciente que se someterá al trasplante bilateral de manos en este complejo hospitalario, en la que será la primera intervención del tipo en Andalucía, "podría estar listo a un posible donante a partir de otoño, una vez que finalicen todas las pruebas de preoperatorio a las que ya se está sometiendo y si se encuentra un donante compatible".

Gómez Cía, quien será uno de los principales responsables de dirigir este novedosa intervención, ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press que, tras el informe favorable recibido ayer martes de la Comisión Nacional de Trasplantes, aún hay que concluir el estudio preoperatorio y todo el proceso de vacunación que se hacen en todos los pacientes que se van a someter a un trasplante.

"Por ejemplo, la vacunación ya ha empezado, pero nos llevará unos meses", ha precisado este especialista, quien ha estimado así que para el otoño "pensamos que ya estarán todos los estudios pertinentes finalizados y se pondrá poner el caso de este paciente en alerta, lo que significa que si al día siguiente encontramos un donante apropiado podríamos comenzar con la operación".

"Una vez que el paciente esté ya en alerta de espera habrá que ver cada día si hay una donación que sea compatible con él", ha recalcado Gómez Cía, al tiempo que ha recordado que, "al no tratarse de trasplantes de órganos urgentes, podemos estudiar con mucho detenimiento el caso y comprobar a cada momento que el paciente quiere seguir con este proceso. Es un consentimiento informado mantenido en el tiempo".

De hecho, ha declarado que este caso "comenzamos ya a estudiarlo hace tres años, en una primera consulta y a instancias del propio paciente". No obstante, ha reconocido que la intervención está cada vez más cerca, prueba de lo cual "la semana que viene analizaremos también el caso en el Comité de Ética de hospital para ver si hay alguna cosa especial más que quieren que veamos o estudiemos del paciente".

Cómo será el trasplante y tiempo de hospitalización

En cuanto a la intervención en sí, Gómez Cía ha detallado que al tratarse de un trasplante bilateral de manos habrá no menos de 10 cirujanos, además de otros muchos profesionales que conformarán un gran equipo multidisciplinar.

De hecho, se habilitará dos equipos de extracción —uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo de cada mano— en un quirófano y otros dos equipos trasplantadores en otro quirófano. "Ello se hace para disminuir en la medida de lo posible todo el tiempo necesario desde que se inicia el trasplante hasta que se finaliza", ha explicado el también responsable de la Unidad de Reimplantes, quien ha estimado en "no menos de 12 horas" las que habrá que invertir en esta intervención.

Respecto al período de estancia hospitalaria, ha indicado que nada más ser intervenido, pasará otro período en la UCI y más tarde un período de adaptación y ajuste de los tratamientos inmunosupresores. "En total, el paciente pasará en el hospital de forma estimativa entre tres y cuatro semanas desde que se intervenga y hasta que se le de su alta, siempre y cuando todo vaya bien", ha estimado.

Cuando está indicado este tipo de trasplantes

Gómez Cía ha detallado en su entrevista con Europa Press que estos trasplantes están indicados en paciente en los que las prótesis "no les han ido bien", extremo que no suele ocurrir con frecuencia. Además, ha puntualizado que la ONT "no autoriza un trasplante unilateral de mano (de una sola mano) si la otra mano del paciente está sana".

"En el único caso autorizado de un trasplante unilateral, en Asturias, era porque la otra mano que sí tenía el paciente no la podía utilizar". En España, ha proseguido, el trasplante de manos tiene que de las dos extremidades superiores "debido a que el riesgo para el paciente es el mismo si recibe uno o dos trasplantes de mano, pero no así los beneficios, ya que si tiene una mano sana la puede utilizar normalmente.

"Hay que recordar que se tiene que tomar medicación inmunosupresora el resto de la vida con una o dos manos trasplantada; y eso tiene unos efectos", ha proseguido en su argumentación este experto, quien ha justificado así el que se mida el riesgo-beneficio. "Antes siempre se antepone la prótesis, porque en estas operaciones dos cosas que priman por encima de todo; que lo pida el paciente y que el riesgo-beneficio sea favorable al trasplantado".

De hecho, ha recordado que, En España, el primer trasplante del tipo se hizo en 2005 en el Hospital La Fe de Valencia, "centro que ya ha hecho otros cuatro trasplante, por lo que acumula cinco". Ya en 2011, se hizo otro trasplante en el Hospital Central de Asturias, aunque fue de una sola mano.

"El andaluz sería el séptimo trasplante a nivel estatal, pero es que desde que en 1998 se hizo el primero en Francia, en el mundo sólo hay unos 50 pacientes que se han sometido a un trasplante de manos".

Defensa de los traplantes

Sea como fuere, Gómez Cía ha matizado que este trasplante de manos no es más que "la punta del iceberg de lo que es el magnífico sistema de trasplantes español".

"Hoy mismo, se están trasplantando riñones, corazones o hígados en muchos hospitales españoles, por lo que tenemos que aprovechar este tipo de noticias, que quizás tienen más impacto por la novedad, para seguir manteniéndonos en el número uno mundial en cuanto donaciones de órganos, ya que esos sí que salvan vidas", ha defendido.

"Tenemos que mantener el sistema de donación y trasplantes español, que es la envidia de muchos. Por ejemplo, algunos de las buenas prácticas que se hacen aquí a diario ya las han adoptado países como Alemania", ha proseguido.

Finamente, ha recordado que, además de salvar vidas y mejorar las calidad de vida del paciente, "también se ha demostrado que muchos trasplantes de órganos sólidos son mucho más costo-eficientes que el mantener a un paciente con tratamientos sustitutivos y a la espera". De hecho, ha aludido a unas palabras del propio Rafael Matesanz, responsable de la ONT, en las que subrayaba que "una donación supone 60 años de vida ganados, ya que el donante multiorgánico dona distintos órganos a distintas personas, por lo que se sumaría los años de vida ganados por cada una de las personas receptoras".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.