La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas por robos con fuerza. Según indican fuentes policiales, los hechos se produjeon días atrás cuando una señora denunció que había sido víctima de un robo con fuerza en el interior de su vehículo del que habían sustraído varios efectos.

Igualmente, indicaba que al llevarlo al taller para su revisión apareció un teléfono móvil, que no era suyo. De este modo, los investigadores consiguieron averiguar la titularidad del dueño del teléfono que resultó ser del padre de un menor, del que se consiguió demostrar que había participado en el robo con fuerza, por lo que fue detenido y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. En su haber tiene otras 4 detenciones por idénticos motivos.

Igualmente se consiguió demostrar por el cotejo de huellas que había participado junto con otro menor y un mayor de edad, en otro robo con fuerza en un establecimiento comercial del barrio de la Argañosa.

Sus dos cómplices también han sido detenidos, ambos tienen antecedentes por varias detenciones. El mayor fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia y el menor a disposición de la Fiscalía de Menores. Se están realizando gestiones para poder imputarles otros tres robos con fuerza.

Por otra parte, se ha procedido a la detención de un menor como autor de un robo con fuerza en un bar de la calle Cabo Noval, acusado de forzar la cerradura de la persiana y haber roto una ventana. Se comprobó que ya había sido detenido en otras cuatro ocasiones por idénticos motivos. Fue puesto a disposición del Juzgado de Menores.

Consulta aquí más noticias de Asturias.