El portavoz del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida (IU) de las Cortes de Aragón, Adolfo Barrena, ha manifestado su "solidaridad y apoyo" a los municipios del valle de Benasque afectados por el desbordamiento del río Ésera, ha celebrado que no se hayan producido daños personales y ha lamentado los materiales.

En declaraciones a los medios de comunicación, Adolfo Barrena ha resaltado las "circunstancias extraordinarias" de mucha nieve, buen tiempo y lluvia, si bien ha considerado que "como son tantos los avisos que la naturaleza da, se debería ser riguroso en la política de ordenación del territorio".

Barrena ha resaltado que la mayor parte de los daños que ha ocasionado la riada tienen que ver con la "ocupación indebida" de los cauces de los ríos y ha considerado "urgente" que se revisen todos los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de la zona, especialmente de los lugares con "presión urbanística" y donde los planes aprobados no hayan "respetado" el cauce de los ríos.

A esto ha añadido que "es manifiestamente mejorable la coordinación que debe existir entre los sistemas de alerta y de Protección Civil". Ha considerado necesario "perfeccionar" esa coordinación para hacerla más "rápida e inmediata de lo que ha sido".

También ha llamado la atención sobre las afecciones a infraestructuras y equipamientos públicos y ha criticado que, hasta hoy, ningún miembro del Gobierno se haya desplazado a la zona para conocer los daños de primera mano y hablar con los vecinos y las corporaciones locales.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.