Pilar Manjón
Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, durante su intervención en un homenaje a las víctimas de los atentados. Kote Rodrigo / EFE

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará este miércoles a Juan Carlos Reyes Camisón, acusado de enviar siete correos insultantes a la presidenta de la asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón.

La Fiscalía, que solicita en su contra una condena de un año y medio de prisión, detalla en su escrito provisional de acusación el contenido de los 'e-mails', que comenzó a remitir coincidiendo con el octavo aniversario del atentado, el 11 de marzo de 2012, al correo de la asociación.

Estás utilizando vilmente la muerte de tu hijo para, primero, haberte buscado un mejor puesto de trabajoReyes Camisón aseguraba en su primer 'e-mail' que Manjón "sacaba provecho" de la masacre y decía que "ha utilizado a su hijo —fallecido en los trenes de cercanías— en su beneficio". "Seguro que viera lo que está haciendo su madre que se caería la cara de vergüenza", escribía el acusado que llamaba a continuación a la presidenta de la asociación "desgraciada", "mala madre", "mala esposa" y "víbora".

"Estás utilizando vilmente la muerte de tu hijo para, primero, haberte buscado un mejor puesto de trabajo, hacerte famosilla, ser una rebelde sin causa pero con beneficio y una mosca cojonera", agregaba el acusado.

Ese mismo día, Reyes Camisón envió cuatro correos más con el asunto "para la p. de Manjón" en los que la llamaba "vergüenza de España" y "empresaria del dolor". "Date cuenta de lo poco que querías a tu hijo y lo mucho que estás sacando de su muerte", agregaba.

Los insultos y vejaciones continuaron en otros dos correos más fechados el 19 y el 27 de marzo, con otros calificativos como "miserable", "rastrera" o "basura" y en los que da la razón "al que dijo que tu hijo no murió ese fatídico día".