La Fiscalía pide investigar a la cúpula policial del Madrid Arena por falsedad documental

  • La Fiscalía se suma así a la petición de las familias, que querían investigar las posibles responsabilidades penales de los mandos.
  • La cúpula policial del Madrid Arena estaba compuesta por Emilio Monteagudo (inspector jefe), Fátima Núñez (edil) y los mandos Óskar de Santos y Gerardo Rey.
  • Los abogados de los familiares de las víctimas creen que existen indicios de que "falsearon informes".
  • Quién es quién | Cronología del caso | Las preguntas sin respuesta.
El Madrid Arena.
El Madrid Arena.
Ayuntamiento de Madrid

La Fiscalía ha pedido al juez instructor del caso Madrid Arena, Eduardo López Palop, que investigue las responsabilidades penales de la cúpula de la Policía Local de Madrid por los trágicos sucesos acontecidos durante la pasada noche de Halloween.

Palop ha admitido el trámite, sumándose así a la petición de la acusación particular, que pretende abrir una pieza separada del caso por posible falsedad documental: "Es un motivo de alegría que finalmente se haya apoyado la petición de las acusaciones. Al principio la Fiscalía estaba muy reticente, pero nos avalan los hechos y los testimonios contradictorios de todos los empleados", ha explicado a 20 minutos Felipe Moreno, letrado de la familia de Rocío Oña.

La cúpula policial del Madrid Arena el día que ocurrieron los hechos estaba compuesta por Emilio Monteagudo, inspector jefe de la Policía Local de Madrid, y los mandos Óscar de Santos y Gerardo del Rey, aparte del responsable de Seguridad de Madrid Espacios y Congresos, Rafael Pastor.

Todos ellos, según los letrados, falsearon informes sobre el operativo policial dispuesto para aquella noche, versión confirmado por la jefa del equipo de agentes de la zona, Cándida Jiménez.

Al parecer, la fiesta en el Madrid Arena no llegó a calificarse nunca de riesgo alto, lo que hizo que la dotación de agentes destinados a cubrir el evento fuera exigua. Toda la cúpula policial afirmó sin embargo que la orden se había dado "por teléfono", y falsificaron informes que intentaban probar su coartada.

Moix ve "anómalo" que no haya pruebas escritas

En declaraciones, el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, ha explicado que se trata de averiguar si los documentos que se presentaron desde el Ayuntamiento de Madrid, en los que se dice que el nivel de riesgo de la fiesta se modificó de medio a alto y que tienen una fecha posterior a los hechos, fueron creados "ad hoc" para justificar que se elevó el nivel de riesgo del evento, que no está claro que se haya producido.

La Fiscalía ha apoyado la apertura de una pieza separada para esclarecer esta cuestión, dado que no tiene nada que ver con el fallecimiento de cinco jóvenes, ha indicado Moix. "Parece razonable que se investigue hasta las últimas consecuencias si no se elevó el riesgo y se creó un documento 'ad hoc' como prueba para justificar que se hizo algo que no se hizo o si se elevó el riesgo y el documento es correcto", ha señalado.

Moix ha subrayado que no hay ningún documento de la fecha en que se produjo el evento en el que conste que se elevó el nivel de riesgo, y ha agregado que, en principio, parece "anómalo" que no se diese ninguna instrucción por escrito en ese sentido.

Tras el informe favorable de la Fiscalía, el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga el caso Madrid Arena, tendrá que decidir si abre la pieza separada y ordena la práctica de diligencias para aclarar esta cuestión.

Declaraciones de los técnicos de ambulancia

Esta información se ha conocido el mismo día en el que declaraba uno de los técnicos de ambulancias que prestó asistencia en el Madrid Arena, Carlos Rubio, ha declarado hoy que la noche del 1 de noviembre, en la que una avalancha provocó la muerte de cinco jóvenes, vio entrar "una riada" de gente como "hormigas" por el portón de emergencias del pabellón.

Así lo han explicado los abogados de las víctimas tras la declaración como testigos durante tres horas de los técnicos de emergencias sanitarias Saady Dans Salvatierra y Carlos Rubio y el representante legal de la empresa de ambulancias Jorge Rodríguez Ugarte, ante el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga el caso Madrid Arena.

Felipe Moreno, el abogado de la familia de Rocío Oña, una de las jóvenes fallecidas, ha explicado que ninguna de las dos ambulancias contratadas para la asistencia médica del Madrid Arena era una UVI, dada la falta de dotación de médico y enfermero.

Este dado confirma la falta de previsión del organizador, así como la insuficiencia del equipo médico diseñado por el doctor Simón Viñals para una fiesta a la que acudieron 20.000 personas, ha resaltado Moreno.

En el momento de los hechos, en la enfermería, se encontraban el doctor Simón Viñals, de 78 años, su hijo Carlos Viñals y el auxiliar de enfermería Cecilio Page, de 82 años, además de dos ambulancias convencionales, ha indicado el letrado.

Moreno ha detallado que la enfermería era un botiquín mal dotado que carecía de agua y ventilación y donde hacía tanto frío que el auxiliar de enfermería Cecilio Page se llevó una estufa de su casa para dar calor a la amplia nave.

Sin ambulancias para atender a las víctimas

Los técnicos Saady Dans Salvatierra y Carlos Rubio han precisado que, en el momento en que se produjo la avalancha, a las 03:30 horas de la madrugada, no había ninguna ambulancia en el Madrid Arena, ya que las dos que había estaban realizando traslados a centros hospitalarios, según Abdón Núñez, el letrado de la familia de Belén Langdon, otra de las víctimas mortales.

Los tres testigos han puesto de manifiesto que no han observado ninguna negligencia, irregularidad o pasividad por parte del equipo médico del doctor Simón Viñals, según ha recalcado el abogado de este último, José Crespo.

Ha detallado que el jefe de los técnicos de asistencia sanitaria ha aportado un informe que refleja que el equipo médico actuó como debía hacerlo, mientras que los dos técnicos no estaban presentes en el momento de los hechos porque estaban efectuando el traslado de un afectado por intoxicación etílica a la Fundación Jiménez Díaz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento