Frente a los agentes
Varios manifestantes y reporteros, rodeados por el gas lacrimógeno, junto a los agentes que intentaban impedir que la gente entrase en Taksim. EFE

La principal formación política opositora de Turquía, el Partido Popular Republicano (CHP), considera que la dura actuación policial en el desalojo de la plaza de Taksim y del parque Gezi ha infringido las leyes internacionales, ha denunciado este sábado su líder, Kemal Kiliçdaroglu.  

Los sindicatos de los funcionarios han convocado una huelga general para este lunes por el desalojo "El primer ministro de Turquía, Recep Tayip Erdogan, está intentando acabar con Turquía debido a su mentalidad dictatorial y su ambición personal", reprocha el líder de la oposición turca en un comunicado emitido poco después de que la Policía desalojara los dos epicentros de las manifestaciones contra el Gobierno.

"Hacer cumplir las órdenes de un primer ministro que no dudaría en arrastrar a estas personas a la guerra constituye un crimen de acuerdo con las leyes internacionales", recalca Kiliçdaroglu, que insinúa que la Policía ha cometido crímenes contra la Humanidad.

Kiliçdaroglu, además, exhorta a los funcionarios a desobedecer las órdenes del Ejecutivo de Erdogan, perteneciente al Partido Justicia y Desarrollo (AKP), según ha informado el diario turco Hurriyet. La Confederación de Sindicatos de Trabajadores Públicos (KESK) de Turquía convocó este sábado una huelga general para este lunes en protesta por el desalojo del parque Gezi.

Sentada en Ankara

Cinco diputados del CHP y el 'número dos' del partido han participado en una sentada en una protesta celebrada en Ankara, la capital de Turquía, para evitar el estallido de enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía, tras conocerse el desalojo de la plaza Taksim y del parque Gezi.

El viernes 30 personas fueron detenidas por las fuerzas de seguridad en el sexto día consecutivo de manifestaciones contra Erdogan y que concluyó en disturbios en Ankara.

"Terrorista" el que entre en Taksim

Por su parte, el ministro turco para la Unión Europea, Egemen Bagis, ha manifestado este sábado que toda persona que intente entrar en la plaza Taksim tras el desalojo del sábado será considerada un "terrorista".  

La Policía "intervendrá contra cualquiera que trate entrar en la plaza Taksim como si fuera un terrorista", ha afirmado Bagis, citado por la edición digital del diario turco Hurriyet.

Bagis se ha mostrado muy crítico con los medios extranjeros por exagerar en sus informaciones sobre los acontecimientos que se están desarrollando en Turquía, en declaraciones realizadas en una entrevista concedida este sábado a una televisión turca.