Filtraciones de espionaje masivo
Las revelaciones sobre el espionaje masivo de la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU, hechas por el exempleado de la CIA Edward Snowden, han sido un 'shock' para la comunidad internacional. El autor de las filtraciones ha sido tachado de "traidor" en su país. Gran parte de la comunidad internacional lo considera un héroe. Entre sus revelaciones, el espionaje realizado por parte de EE UU a varios líderes europeos a través de sus teléfonos móviles. Cronología del 'caso Snowden'. EFE

Las autoridades de Estados Unidos han abierto una investigación penal sobre Edwar Snowden con el fin de "detenerlo", dijo este jueves en el Congreso el director del FBI, Robert Mueller.

"La persona que ha admitido hacer estas revelaciones, es objeto de una investigación penal en curso. Estas revelaciones han causado un daño significativo a nuestra nación y para nuestra seguridad. Estamos tomando todas las medidas necesarias para detener a la persona responsable de estas revelaciones", anunció Mueller.

La persona que ha admitido hacer estas revelaciones, es objeto de una investigación penal en cursoEl titular del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que compareció ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, insistió en que los programas de vigilancia aplicados por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y su propia oficina están amparados por la Constitución y las leyes nacionales.

El estadounidense Snowden, que en su día trabajó para la CIA y la NSA, filtró a la prensa la existencia de los programas, que registran millones de llamadas y datos digitales de particulares.

Snowden reveló al diario británico The Guardian y al estadounidense The Washington Post que la NSA y el FBI tienen acceso a millones de registros telefónicos amparados en la Ley Patriota, aprobada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EEUU.

Posteriormente, los periódicos revelaron un programa secreto conocido como PRISM, que permite a la NSA ingresar directamente en los servidores de nueve de las mayores empresas de internet estadounidenses, como Google, Facebook, Microsoft o Apple, para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo.

Trabajó cuatro años para la NSA

Snowden trabajó durante cuatro años para la NSA como empleado de varias compañías adjudicatarias de contratos de defensa, la última de ellas Booz Allen Hamilton, desde la que tuvo acceso a la información secreta.

El joven ha estado una década relacionado con la inteligencia estadounidense, primero como técnico informático de la CIA, destinado en Ginebra, y después como consultor en varias empresas externas de defensa que colaboran con la NSA, según reveló él mismo a The Guardian.

El experto informático, que en principio mantuvo el anonimato, reivindicó el pasado domingo su proceder desde Hong Kong, donde ha dicho que se encuentra desde el pasado 20 de mayo y que se defenderá desde allí.

Se espera que las autoridades estadounidenses presenten cargos contra él e incluso puedan cursar una petición de extradición.