Soria
Ermira de San Saturio, al borde del Duero, en Soria. WIKIPEDIA

El Ayuntamiento de Soria ha iniciado esta semana la tramitación para cobrar a la Iglesia Católica el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en dieciocho edificios de su propiedad que hasta la fecha figuraban exentos de esa tasa, tras la revisión de todos los bienes inmuebles con esta condición en la capital.

"No se busca polemizar con nadie, ya que el objetivo es comprobar el informe, estudiar las alegaciones, corregir si es lo que hay que hacer y, obviamente, que las instituciones que deban pagar el impuesto lo hagan tal y como lo hacen los vecinos", ha explicado el portavoz del equipo de gobierno, Luis Rey (PSOE).

La Comisión de Hacienda celebrada esta semana ha concedido un plazo de díez días a la Diócesis de Osma-Soria para que presente las alegaciones oportunas a esa revisión, si es que lo considera oportuno.

El objetivo es que paguen como lo hacen los vecinosEl acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Asuntos Económicos, fechado el 3 de enero de 1979, establece exenciones para los templos y capillas destinados al culto y sus dependencias y locales pastorales, residencia de obispos, canónigos, sacerdotes y locales destinados a oficinas parroquiales y curia diocesana, así como los seminarios y casas o conventos de órdenes y congregaciones.

El Ayuntamiento ha incluido en su revisión del IBI a dieciocho edificios eclesiásticos, fundamentales viviendas destinadas a los sacerdotes y otras en ruinas, donadas en su día al Obispado de Osma-Soria.

Consulta aquí más noticias de Soria.