La Policía Nacional ha detenido en Barcelona a cinco personas de origen tunecino en una operación iniciada esta madrugada contra el terrorismo islamista. Se les acusa de difundir fotografías y vídeos de contenido yihadista a través de las redes sociales.

En la operación, denominada Kartago, se han detenido a cinco personas de nacionalidad tunecina en los barrios del Raval, Encants y La Mina. La investigación se inició en Barcelona a principios del 2012 y determinó que el material que utilizaban para su divulgación eran imágenes de terroristas amparadas por la yihad global.

Además, hacían comentarios a estos contenidos en los cuales ensalzaban tanto las acciones terroristas como a sus autores, por lo que se les acusa de un delito de enaltecimiento del terrorismo islamista, según confirmó este miércoles el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El ministro aseguró que la operación forma parte de la actuación que se está llevando a cabo  "para neutralizar la actuación de los llamados lobos solitarios y de los retornados", es decir, de personas que han sido alistadas en campos de entrenamiento "y que al volver suponen una amenaza", concretó.

La operación permanece abierta, con lo que no se descartan nuevas detenciones, y se ha desarrollado en diferentes barrios de la capital catalana, donde también se han llevado a cabo registros en tres domicilios y la incautación de diverso material que se está analizando. Uno de los detenidos vivía en una de las barracas de Glòries.

Los detenidos han sido trasladados al mediodía del miércoles desde la comisaría de La Verneda hacia la Audiencia Nacional. El comboi estaba formado por dos furgonetas con los vidrios tintados y cinco turismos sin logotipar de la Policía Nacional.

Han sido conducidos a la comisaría barcelonesa de La Verneda 

Las detenciones han sido practicadas por agentes de la Brigada Regional de Información de Cataluña y de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía.

Instrucciones para hacer explosivos

Las cinco personas detenidas en Barcelona por su presunta relación con el terrorismo islamista constituían un grupo que se dedicaba a difundir material multimedia de contenido yihadista, como discursos de Bin Laden o Al-Zarqawi, vídeos de atentados o instrucciones para hacer explosivos.

El Ministerio del Interior informa en un comunicado que estas cinco personas han difundido más de 400 archivos con fotografías, vídeos y textos con imágenes de atentados, discursos de líderes terroristas, instrucciones para confeccionar explosivos, fusilamientos y ejecuciones sumarias y ejercicios de entrenamiento de muyahidines (que luchan en la Guerra Santa y están dispuestos a dar su vida por la fe).

Todo este material iba acompañado de comentarios en los que se enaltecía el terrorismo y a sus autores, según la nota de Interior, en la que se asegura que, durante la investigación, se ha podido constatar "un fuerte proceso de autoradicalización" en varios de los miembros del grupo.

La Policía inició la investigación a principios de 2012 y en su transcurso se ha constatado ese proceso de radicalización, "que les ha llevado a abrazar plenamente las tesis del salafismo yihadista" y se ha visto incrementado, según Interior, con el viaje de uno de ellos este mes a Túnez. El material difundido por los detenidos incluía enlaces a páginas web vinculadas o muy próximas a Al Qaeda.

La operación sigue abierta y la llevan a cabo la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía en colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción, número 6, de la Audiencia Nacional.