El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha afirmado este lunes que el Gobierno podría decidir en octubre si solicita una extensión del rescate europeo a los bancos del país.

España sólo ha utilizado 41.300 millones de la línea de crédito de 100.000 millones que ofreció el Eurogrupo hace un año para reestructurar sus entidades con problemas, y que caduca el 31 de diciembre.

Una prórroga requeriría probablemente nuevas condiciones"El Gobierno tendrá que tomar esa decisión, y supongo que será en octubre", ha dicho Linde en el marco de la Conferencia Económica de Montreal, en el marco del Foro Económico Internacional de las Américas. Sin embargo, ha rechazado expresar su opinión sobre el asunto.

Los inspectores de la troika formada por la Comisión, el BCE y el Fondo Monetario Internacional avisaron la semana pasada de que, aunque el programa para la banca española "está en el buen camino", persisten "riesgos" debido la situación económica y a que el ajuste en el sector de la vivienda no ha terminado y reclamaron extremar la "vigilancia".

"Se podrán tomar decisiones en ese sentido (de ampliar los plazos) si es necesario, pero no es el momento ahora", señalaron fuentes comunitarias. Una prórroga requeriría probablemente un nuevo memorándum con condiciones, aunque la decisión final correspondería al Eurogrupo.

Asimismo, el gobernador del Banco de España ha subrayado que es importante para el Gobierno español vender el Catanlunya Banc y el NCG Banco, si bien ha resaltado que "han de ser bien vendidos", sin dar más detalles al respecto.

"El Estado español no tiene intención alguna de retener los bancos. No quiere bancos públicos", ha remachado Linde.