William Hague
El secretario de estado británico para Asuntos Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones, William Hague. Dean Lewins / EFE

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, hará una declaración este lunes en la Cámara de los Comunes para dar cuenta del supuesto espionaje desde el centro de escuchas del Reino Unido, conocido como GCHQ.

La declaración del titular de la diplomacia británica, prevista para esta tarde, responde a la polémica generada en el Reino Unido después de que el diario The Guardian publicase en los últimos días el presunto alcance de las actividades del GCHQ.

Según con el rotativo británico, ese centro, ubicado en Cheltenham, utiliza desde 2010 un programa secreto estadounidense, Prism, para recolectar información privada de los principales servidores de internet.

Esas revelaciones se añadieron a las informaciones destapadas también por The Guardian sobre la vigilancia en las comunicaciones telefónicas y digitales de millones de usuarios llevado a cabo en secreto por la Agencia Nacional de Inteligencia de EE UU.

En unas declaraciones el domingo a la BBC, Hague dijo que la población "no tiene que tener miedo" al trabajo que hace el centro, que actúa, según el ministro, dentro de la legalidad.

No obstante, el ministro eludió confirmar o negar si los servicios secretos británicos utilizan el programa Prism, pero insistió en que el trabajo va dirigido a posibles amenazas.