La caída de beneficios y los 'agujeros fiscales', amenazas del impuesto de sociedades en 2013

  • Más de la mitad de las empresas del Ibex prevén pagar menos (o no pagar siquiera) en el impuesto sobre los beneficios empresariales.
  • El Gobierno estima una reducción de los ingresos por IS del 11%, cuando las ganancias de las empresas del Ibex-35 han caído un 56% en el último año.
  • Analistas y expertos en fiscalidad apuntan al descenso recaudatorio en este tributo como la principal causa de la crisis de déficit en España.
Monitor en la bolsa de Madrid que muestra la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, a la baja.
Monitor en la bolsa de Madrid que muestra la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, a la baja.
Fernando Alvarado / EFE

La recaudación pública por el impuesto de sociedades (IS) de 2012 se verá reducida por la caída de los beneficios de las empresas españolas y los 'agujeros fiscales' que permiten a las mayores empresas pagar unos tipos efectivos muy por debajo de lo que, en teoría, les corresponde. Estas son, al menos, las estimaciones de los analistas y expertos tributarios consultados por este diario.

El pasado ejercicio, la recaudación de la Agencia tributaria por IS (que grava los beneficios de las empresas) aumentó un 23% respecto a 2011, después de que el Gobierno aumentara los pagos fraccionados y eliminara varias de las deducciones (entre ellas los llamados gastos financieros) que permitían a las compañías reducir sus bases imponibles, y por lo tanto los tributos a pagar. Así, en 2012 se ingresaron 21.400 millones de euros.

Los llamados pagos a cuenta pueden ser una "carga de profundidad" en los planes tributarios de los próximos años, según Sánchez Mato  Este año, el Ejecutivo prevé oficialmente que el IS apenas reduzca su impacto recaudatorio un 11%, y permita ingresar en las arcas públicas unos 19.012 millones de euros. Sin embargo, el hecho de que la caída de los beneficios de las empresas españolas haya sido mucho mayor en 2012 (las ganancias de las compañias del Ibex descendieron un 56%) pone en verdadero riesgo las previsiones oficiales, lo que a su vez alteraría las previsiones de déficit público.

Esperan recaudar 3.000 millones más hasta 2014

¿Están las empresas dispuestas a pagar lo que espera de ellas el Ejecutivo? A la vista de los resultados correspondientes a 2012, no: Más de la mitad de las empresas del Ibex-35 prevén pagar menos por sus beneficios este año, o no prevén pagar nada en absoluto (porque han presentado pérdidas, por ejemplo).

El Ejecutivo, consciente de que las mayores empresas españolas acceden a "servicios de asesoría fiscal muy especializados" para reducir al máximo su factura a Hacienda, tal como señala el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), ha anunciado en su Programa Nacional de Reformas que apretará más la tuerca y limitará más deducciones para recaudar hasta 2014 al menos 3.000 millones más. El objetivo: que el tipo impositivo real de las grandes empresas se acerque lo más posible al tipo nominal (que es del 30%).

Junto al desplome de los beneficios, una de las medidas aprobadas el pasado año por Hacienda pueden trastocar las cuentas de 2013. Son los llamados pagos a cuenta, que las empresas le anticiparon al Gobierno, "que supusieron más de 2.500 millones de euros en 2012 y que no se volverán a pagar este año", explica Carlos Sánchez Mato, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid, quien califica estas partidas como "cargas de profundidad para ejercicios venideros".

Un problema sistémico

El impuesto de sociedades y su escasa capacidad recaudatoria se han convertido en el principal problema tributario español, y una de las causas primordiales del déficit público que sufre el país. Lejos quedan años como 2006, cuando el IS supuso unos ingresos de 41.675 millones (el 23% de la recaudación total). Apenas cinco años después, el peso de este tributo se redujo en más de un 68%, según datos oficiales. Parejo a este descenso ha sido el creciente recurso de las grandes empresas a poseer actividades financieras en paraísos fiscales; tanto que el 94% del Ibex-35 los utilizan.

"La crisis económica tiene consecuencias negativas sobre las bases imponibles de todos los impuestos porque caen la actividad, las ventas, el consumo, el emplo, los salarios y, obviamente, los beneficios empresariales", explica el economista Manuel Lago, de la Fundación 1º de mayo, y autor del estudio El impuesto de Sociedades, principal responsable de la crisis fiscal española. En su opinión, el problema del déficit público español no tiene su origen tanto en el gasto, sino en la recaudación, que en su totalidad "está explicada por la caída del impuesto que grava el beneficio de las empresas, que se desploma hasta convertirse en una figura que va camino de la irrelevancia", sostiene.

El problema de esta caída recaudatoria imparable está, según el estudio de Manuel Lago, en la gran capacidad de las grandes empresas para acceder a la "ingeniería fiscal", lo que les permite pagar menos, de forma legal, pese a que sus tipos impositivos nominales (30%) son mayores que para el resto (25%). ¿Cuáles son las principales deducciones? La lista es larga: por doble imposición, por reinversión de beneficios, por actividades de I+D+i "y hasta por realizar inversiones en Canarias", señala el informe, que calcula que así las empresas más grandes logran tributar apenas un 16% por sus ganacias.

Esta vía de agua la denuncian también tanto los colectivos de inspectores como de técnicos de Hacienda, que estiman que el tipo efectivo del impuesto de sociedades para las mayores compañías apenas se sitúa entre el 21,1% y el 18%, frente al 23,7% que pagan las empresas más pequeñas. El defecto más grave del impuesto español, en opinión de la Organización Profesional de Inspectores, es "la ausencia de cualquier tipo de límites a la deducción de gastos financieros", lo que supone una pérdida recaudatoria legal de miles de millones de euros.

Eliminar más deducciones

¿Cómo lograr que las empresas paguen lo que, teóricamente, les corresponde? Economistas como Manuel Lago apuestan por "desbrozar, podar y limpiar al máximo posible la amplia gama de ajustes y deducciones". Esta medida, señala, además de ampliar la base imponible total sobre la que calcular los impuestos, facilitaría la labor de la inspección fiscal.

Por su parte, desde el sindicato de subinspectores tributarios (Gestha) ven insuficiente la mera eliminación de deducciones, y proponen además un tipo del impuesto de sociedades del 35% para las empresas que tengan al menos un millón de euros de beneficios. Esta propuesta significaría unos ingresos extra, dicen, de 13.943 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento