'Promesas del Este' descubre los proyectos arquitectónicos más innovadores del Lejano Oriente

  • La exposición reúne 70 proyectos de China, Japón, Taiwán y Corea del Sur.
  • Aunque de contextos sociales e históricos muy diversos, los países tienen en común la búsqueda de nuevas maneras de interpretar el espacio.
  • Los organizadores combinan los edificios de arquitectos famosos con iniciativas locales que contribuyen al desarrollo social y aprovechan recursos naturales.
Museo de la Artesanía del Papel en el pueblo de Xinzhuang (China). El arquitecto Hua Li se inspiró en las técnicas tradicionales del plegado del papel de los artesanos locales
Museo de la Artesanía del Papel  en el pueblo de Xinzhuang (China). El arquitecto Hua Li se inspiró en las técnicas tradicionales del plegado del papel de los artesanos locales
© Shu He

Mientras Japón inició hace un siglo su acercamiento a las construcciones de occidente, en Chinala imagen que se tiene del arquitecto en los países occidentales ha llegado al país sólo en los últimos años. Taiwán (densamente poblada) adopta un modelo de megalópolis semejante a Japón y en Corea del Sur se ha acelerado el ritmo de la urbanización en los últimos años. Aunque los contextos sociales e históricos son muy diversos, el Lejano Oriente busca maneras nuevas de interpretar el espacio, aprovechar el terreno y combinar las tradiciones rurales y locales con la incorporación de nuevas construcciones.

El Museo Austriaco de Artes Aplicadas (MAK), en Viena, inaugura el 4 de junio Eastern Promises (Promesas del Este), una selección de proyectos arquitectónicos y urbanísticos actuales procedentes de China, Japón, Corea del Sur y Taiwán. El conjunto revela el cambio en la percepción de la arquitectura en los países de la región y la transformación estructural y social que experimentan.

A pesar de que a menudo se piensa en Asia como el escenario de muchos de los edificios contemporáneos más espectaculares y firmados por arquitectos estrella de fama internacional, los organizadores de la exposición han querido completar esa imagen con ejemplos locales de profesionales que buscan contribuir a un desarrollo social y aprovechar recursos naturales.

Un colegio convertido en el centro social de un pueblo

El Edificio Shibaura (Tokio, 2011) de la japonesa Kazuyo Sejima mezcla el minimalismo, la verticalidad y los espacios abiertos sin apenas elementos estructurales internos para combatir las apreturas de la gran urbe. El carácter moderno del Bridge School (Colegio puente) —creado en el pueblo chino de Xiashi en 2009 por el arquitecto Li Xiaodongno corresponde a las construcciones tradicionales que lo rodean, pero resulta armónico y pronto se ha convertido en el centro físico y espiritual de una aldea que estaba en decadencia. Sus habitantes usan el edificio (que conecta las diferentes zonas del pequeño núcleo de población) como un espacio social y común. En la misma línea, el dúo de arquitectos de Shanghái KUU trabaja en un tipo de vivienda en que las zonas comunes como la cocina lo el comedor se transformen en estancias que beneficien a la comunidad.

La muestra, en cartel hasta el 6 de octubre, recopila en torno a 70 proyectos acompañados una selección de vídeos cortos sobre la vida en las ciudades y sus construcciones. Una gran fotografía aérea a modo de mapa ilustra los fenómenos específicos de cada país como el masivo desarrollo urbanístico de las grandes ciudades de Corea del Sur, la arquitectura ilegal en Taiwán, la reconstrucción de la región japonesa de Tohoku (epicentro del terremoto del 11 de marzo de 2011 y por tanto una de las zonas más afectadas por el desastre) y la creación de nuevos distritos en China.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento